Cerrar Publicidad (10s)

El inició de las fiscalizaciones en los puntos de control del Gran Concepción dejaron kilométricas congestiones por toda la región. La cantidad de vehículos existentes en las carreteras provocaron tiempos de espera cercanos a las tres horas.

El contralmirante Jorge Parga declaró que "estos controles generan atochamientos y la única forma de aminorar el atochamiento es justamente que las personas circulen menos”.

Agregó que “es una consecuencia lamentable que se genera a raíz de estos controles, pero estos son estrictamente necesarios y es la forma que tenemos para disminuir la circulación de personas”.

Los puntos de control causantes de las congestiones dejaron cerca de 20 mil personas fiscalizadas de las 9 a las 11 de la mañana. Igualmente, se cursaron alrededor de 132 sumarios sanitarios en esas dos horas.

También puedes leer: Camas UCI llegan a su punto más bajo: El 98% están ocupadas en la Región del Biobío

El seremi de Salud, Héctor Muñoz, fundamentó la instalación de los puntos de control en el aumento de brotes familiares comentados a nivel nacional.

“En un brote de 15 personas, por ejemplo, hay personas que viven en Chiguayante, otras en Talcahuano y otras en San Pedro de la Paz.  Eso brotes familiares, que corresponden al 80%, son personas que se movilizan en la intercomuna”, sostuvo el seremi.

En la misma línea, la autoridad sanitaria aseguró que en los próximos días los controles serán más estrictos en cuanto a permisos, contrato de trabajo y quienes insisten en sacar el permiso durante la fiscalización.

De igual manera, desde la Seremi de Salud llamaron a no relajarse respecto a las medidas de autocuidado, pues el riesgo de contagio dentro e la comuna sigue existiendo.

“Se ataca directamente a los brotes familiares también y se desincentiva a que las personas puedan salir de estas comunas con una tasa de incidencia muy alta”, aseveró Héctor Muñoz.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...