Cerrar Publicidad (10s)

Chiqui Aguayo confesó este viernes que tuvo que acogerse a una de las tres causales por incompatibilidad en su embarazo en 2018. En aquel año reveló en el matinal de TVN que tenía 12 semanas de embarazo.

La comediante Chiqui Aguayo realizó una dura confesión en relación con la pérdida de su primer embarazo en julio de 2018.

“Hace un tiempo pasé por el momento más duro de mi vida, perdí a mi hijo, al cual amamos profundamente (…) Es difícil, pero queremos salir adelante siendo lo que somos; una pareja feliz, que se ama y que ve la vida pensando en que vienen muchas más cosas buenas”, publicó respecto a este hecho.

No obstante, junto a su pareja Karim Sufan, lograron tener una hija en septiembre de 2019. Aun así, ambos mantienen en sus recuerdos al primer hijo que tendrían que iban a llamar Yasser.

El pasado viernes en el programa Podemos Hablar de Chilevisión, la comediante confesó algunos antecedentes respecto a lo que le tocó vivir. Según relató, tuvo que acogerse a la ley de aborto en tres causales.

También puedes leer: Patricia Maldonado arremetió contra periodista de Mucho Gusto: “Cabeza de gelatina”

“Tuve que acogerme a una de las tres causales porque mi embarazo era incompatible con la vida. Tuve que tomar una decisión, que es difícil de tomar”, expresó.

La mujer también afirmó que “siento que soy mamá de dos hijos: de Amal, que es mi hija en la Tierra, y Yasser, que es mi hijo en el cielo”.

En este sentido, la animadora declaró que tuvo que enfrentarse a una sociedad donde todavía se debate el tema del aborto. “Es un tema ideológico que en este país, con o sin ley, parece que sigue funcionando igual. La ley no tiene ideología, no tiene moral, la ley es ley”, comunicó Chiqui Aguayo.

En tanto, también comentó la situación que atraviesa su familia por el trastorno de espectro autista (TEA) que padece su hermano. Según explicó, su hermano “fue diagnosticado desde muy chico. Entonces, fue un niño bien feliz e integrado, hasta que cumplió 27 años”.

Agregó que “pareciera que la gente que tiene una condición distinta se tiene que morir a los 27 porque, cuando son adultos, hay muy pocas instituciones que pueden recibirlos”.

En la misma línea, manifestó su preocupación cuando desde la fundación donde se encontraba le dijeron que ya no lo podían tener porque había cumplido los 27 años. “Estamos al debe como sociedad, pareciera que a nadie le importa”, sostuvo la comediante.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestra cuenta de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...