Cerrar Publicidad (10s)

Una monja se arrodilló frente a unos policías de Myanmar en un esfuerzo por detener los actos de violencia contra manifestantes, quienes protestaban por el golpe de estado en el que están sometidos desde el primero de febrero.

Según Euronews, Ann Roza Un Tawng señaló que “no hay nadie que proteja a la gente de Myanmar. La gente tiene que protegerse y ayudarse unos con otros porque no podemos confiar en nadie, no es seguro”.

También puedes leer: Abogado demandó a sus padres para que lo mantengan de por vida: El profesional no trabaja hace 10 años

En el registro audiovisual se puede ver a la religiosa acercarse a los uniformados, mientras abre sus brazos para pedir que se detengan. Tras eso se arrodilla frente a los hombres, quienes también realizan la misma acción juntando las manos en señal de respeto.

Hace algunas semanas, la monja Ann Rose ya había realizado el mismo acto con el objetivo de pedir clemencia contra otro grupo de manifestantes.

Cabe mencionar que, la cifra de fallecidos en Myanmar alcanzó los 60. Esto en lo que va de manifestaciones en contra de la represión que enfrenta el país.

Aquí puedes ver el momento en que la religiosa se acerca a los policías:

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram, entrando en el siguiente enlace https://bit.ly/3sH0Xjd

Etiquetas:
Cargando más noticias...