Cerrar Publicidad (10s)

A pesar de haber respetado las recomendaciones del gobierno británico, la familia Bains sufrió la pérdida de dos miembros producto del Covid-19. Aunque solo compartieron por pocas horas, esto fue suficiente para que todos se contagiaran de coronavirus. El hecho ocurrió en Wolverhampton en Reino Unido, durante la navidad del pasado 2020.

Una de las hermanas llamada Ambi, comenzó a decaerse el día 28, luego su esposo e hijo dieron positivos. Más tarde, su hermana Paramjeet de 43 años y con síndrome de Down dio positivo junto a su madre, Kashmir Bains de 64 años.

El hermano de las mujeres, Indy Bains, le contó a la BBC qué “nadie tenía ningún síntoma, todavía no sabemos quién trajo el virus a la familia, a la casa, pero ha sucedido y es algo con lo que tendremos que vivir por el resto de nuestras vidas”.

Lee también: Cinco estudiantes fallecieron tras caer de un cuarto piso de una universidad en Bolivia

La madre e hija tuvieron que ser hospitalizadas y para Año Nuevo ambas se encontraban luchando por sus vidas. La hija no soportaba la máscara de oxígeno y se la retiraba frecuentemente.

“Fue desgarrador para nosotros ya que mi padre y yo le suplicamos que se lo dejara puesto, pero ella simplemente no podía hacerlo”, comentó el hermano. Paramjeet sufrió una convulsión y falleció. Semanas después, la familia presenció la muerte de la madre Kashmir. 

A la reunión familiar asistieron once personas, la familia quiso cumplir con la tradición navideña, sin embargo, ahora lamenta las consecuencias.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...