Cerrar Publicidad (10s)

Durante la jornada Lázaro Báez fue condenado a 12 años de cárcel por la maniobra de lavado de dinero de casi USD 55 millones que se conoce en Argentina como “la ruta del dinero K”. También fue condenado su hijo mayor, Martín, el único detenido en una cárcel y que debe cumplir una pena de 9 años.

Cuando Kirchner se convirtió en presidente el 2003, dejó el banco y creó una empresa de construcciones viales. La que se transformó durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner en una de las principales contratistas de obra pública. Báéz incluso estuvo en la última cena del expresidente argentino y construyó el mausoleo donde descansan sus restos tras fallecer en 2010.

Lee también: Caso Tomás: Fiscal lamentó que personas voluntarias alteraran sitio del suceso

La investigación judicial comenzó en abril de 2013, por ese entonces a cargo del juez Sebastián Casanello y del fiscal Guillermo Marijuán. A partir de un informe del programa Periodismo para Todos (PPT) que apuntó a la red de cuentas bancarias abiertas en el exterior y la maniobra, mediante la compra de bonos, para reingresar el dinero a la Argentina.

Justo cuando Báez necesitaba capitalizar su empresa para poder quedarse con la construcción de dos represas en Santa Cruz. Se trata de una causa con implicancias políticas por la cercanía del empresario con la familia Kirchner.

La condena

La Fiscalía había pedido una condena de 12 años de cárcel y una multa de $2.121 millones para el empresario. Pese al cambio de gobierno, las querellas que representan al Ejecutivo también habían solicitado penas muy altas: 8 años y 6 meses, la Oficina Anticorrupción; 9 años, la Unidad de Información Financiera (UIF); y 8 años, la AFIP.

Luego de casi dos años y medio de juicio, el Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Néstor Costabel, Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliotti, también condenó al abogado Jorge Chueco y al contador Daniel Pérez Gadin. Ambos recibieron una pena de ocho años de cárcel.

Durante el juicio también se debatió el traslado de dinero en los aviones privados de Lázaro Báez desde el Sur hasta Buenos Aires y la compra del campo “El Carrizalejo” en la provincia de Mendoza.

Lee también: El sensible mensaje de Daniel Fuenzalida en su regreso a «Me Late» tras fallecimiento de su madre: «Debemos seguir…»

Cargando más noticias...