Cerrar Publicidad (10s)

Pareciera que Elizabeth Gallegos Araya es una mujer que vive de utopías. Pero es muchísimo más que eso. Apuesta por entregar la mejor educación posible a la primera infancia a través de la lectura entretenida y el fortalecimiento de valores.

Su desafío es uno de los más ambiciosos que EyMujer ha descubierto y en esta nota te contamos por qué.

Elizabeth vive o se alimenta del entusiasmo. Es un hecho de la causa porque los ojos le brillan cuando habla de niños. De profesión Educadora de Párvulos, lleva varios años luchando contra la formación educacional tradicional. Ella cree que es posible generar cambios relevantes a partir del trabajo con la primera infancia.

En 2018, al alero de la Corporación Tutumpi, se creó la Fundación Rescatando Sueños, una iniciativa que lidera con orgullo.

El primer desafío: la autocapacitación

Rescatando Sueños, es un proyecto socioemocional donde la vida está en el centro y los niños son la prioridad. “Entonces empezamos a preguntarle a los niños cómo estaban al entrar a las aulas. Cambiamos la metodología de aprendizaje, estudiamos harto, porque teníamos que estar en sintonía. Éramos educadoras, asistentes y tías del aseo, y en cada acción teníamos que vibrar con la misma energía. Hasta hicimos biodanza”, cuenta Elizabeth.

“Sin darnos cuenta comenzamos a trabajar con las mujeres en reafirmar su identidad dentro del territorio para crear vínculos efectivos con el entorno”, agregó. De ahí surgió la idea de hacer un proyecto de rescate de la memoria… Y libros, diversos y variados libros.

Y comienzan a darle vida a los libros

“Cuenta la historia de Coronel” fue el primer libro. Incluye cuatro cuentos, cuatro leyendas y cuatro relatos, en el que participó un antropólogo para hacer las entrevistas a apoderados, ya abuelos, de sectores como Lagunillas y Schwager.

Así resumió Elizabeth su primer hijo libro: “Fue como un sanar la herida. Visibilizar hechos históricos, muchos de ellos crudos, pero lo hicimos con una mirada de crecimiento, de aprendizajes, para hacer una nueva historia”.

“La huelga larga”

Luego hicieron el libro musical “La huelga larga” o también conocido como “La huelga de los niños”, que cuenta sobre la huelga grande del carbón en 1960. Como la situación era muy crítica, hombres y mujeres que luchaban en las minas por mejores salarios, decidieron enviar a sus hijos a casas de acogidas en otras ciudades. Así fue como 2.300 niños y niñas fueron transportados en trenes y buses a ciudades como Penco, Talcahuano, Concepción, Santiago, San Antonio y Viña del Mar.

La huelga se recrudecía con el paso de los días y la situación se hacía insostenible. La decisión fue difícil, pero debido a que en las asambleas de los mineros participaban tanto hombres como mujeres, se optó por el resguardo de los menores que se creía ya no estaban a salvo en la cuenca del carbón.

“La huelga de los niños” es el primer libro musical que encabeza Elizabeth. Recoge historias y las vivencias de niños. Protagonizado por la pequeña Patricia, este libro es un registro tangible de lo acontecido.

“En La huelga de los niños, lo que hacemos es rescatar historias para hacer una nueva”, enfatizó.

Este trabajo fue en esencia un rescate histórico. Entrevistaron a quienes aún sobreviven, en un libro que relata cómo se decide tomar esta medida, cómo los niños son recibidos por Violeta Parra y Clotario Blest, entre otros personajes y cómo el terremoto que azotó al país ese año dio por finalizada la huelga.

Es un libro trabajado desde la poesía, la imagen y la música.

Rescate afrodescendiente

Inquieta hasta el pescuezo, Elizabeth Gallegos no sólo ha incursionado en el aprendizaje de los niños y niñas, sino que también se ha mostrado interesada en relevar la presencia de afrodescendientes en el país.

Su abuelo materno fue afrodescendiente. Lo descubrió ya de grande y vio en esa historia una nueva veta de investigación.  Viajó con un equipo multidisciplinario hasta el norte y se instaló en Arica. Allí conoció del trabajo de la organización “Oro negro” y recreó una parte de la historia chilena poco conocida: la presencia de afrodescendientes tratados como esclavos y cómo se buscó por distintos modos “blanquear” la raza.

Hizo dos libros. “La bitácora de Margarita” y “La diáspora negra”. El primero es un atlas histórico ilustrado, donde uno de los puntos más complicados de ilustrar fueron los criaderos de negros, “¿Cómo ilustrar eso para niños y niñas?”.

La pobreza y la educación

“Vengo de una familia super vulnerable donde sufrí de todo por ser pobre. Entonces para mi la educación ha sido todo. Me apasiona la educación, veo en los 20 niños de la sala de clases una oportunidad por buscar hacer de ellos mejores personas. Hay una frase de Maturana que es cruda pero muy cierta y que nunca olvido: El futuro de la humanidad no está en los niños, sino que en los adultos que se relacionan con esos niños. Creo que hay que tomarlo en serio porque somos un referente.”, reflexionó.

Elizabeth recordó que hay un estudio que señala que los profesores son los profesionales con peor autoestima. “Es que ser profesor es mal visto en Chile. Estudiar es caro y necesitamos educación continua. Entonces hay un desmedro en la preparación de los profesores y profesoras. Y todo eso sin contar la enorme cantidad de alumnos por sala de clases”.

“Súper importantes son los directivos. Se requiere un cambio de mentalidad para que los docentes que vienen con nuevas ideas puedan concretar esas iniciativas”.

Lee también en Sabes Mujer: Bárbara Eytel: Desde la Academia empujando la Equidad de Género | Sabes

El rol de los profesores

Y entonces, se pregunta cuál es el rol de los profesores. “El rol del profesor sigue siendo ser el transmisor de conocimiento, como en los años 40. En cambio, el rol debiera ser de facilitador, un motivador, el que despierta la curiosidad para que los niños y niñas investiguen y generen los aprendizajes. Un gran ejemplo de esto son Finlandia y Cuba, donde tienes doctores en Educación en las aulas porque son investigadores”.

Y Elizabeth no lo dice con ingenuidad. Antes de emprender la aventura de crear estos libros, dedicó años de su vida a realizar pasantías en el extranjero.

Educarse para educar

Finlandia, España, Colombia y Cuba, fueron parte del recorrido. Y es que “quería ver qué hacían otros, y de todas las pasantías la que más me motivó fue el aprendizaje en Colombia”, subrayó.

En Colombia conoció de Mova, la política pública educacional colombiana basada en las artes para apoyar el desarrollo humano de los niños y niñas de Medellín. Se configuró como una manera de superar la crisis social del país debido al narcotráfico y el desinterés de los niños y jóvenes por continuar estudios. A través de lo artístico, los docentes motivaron a los estudiantes a continuar y retornar en las aulas, una política que sigue vigente en el país sudamericano.

Lee también en Sabes Mujer: Investigadora de Fundación Sol: “El feminismo es una potencia subversiva y radical" | Sabes

“Heroínas de verdad”

Por supuesto que en el trabajo de Elizabeth también hay feminismo.

Pronto verá la luz su última producción. “Heroínas de Verdad” es un libro con enfoque feminista en el que se rescata la historia no contada de 15 mujeres. Incluye además un glosario feminista y frases de poder.

“A las mujeres siempre nos están diciendo que no podemos. Por ejemplo, Gabriela Mistral ocultó mucha poesía por vergüenza y porque esta no era aceptada, o sea, tuvo que negar la posibilidad de transmitir su poesía. Pese a eso, construía su propio discurso interno. Violeta Parra jugaba en los bosques, y desde muy chica intentaba imitar a los pajaritos y otros animalitos que escuchaba”, describió Elizabeth.

Janequeo, Rosa Medel, una pescadora de Coronel, Eloisa Díaz, entre muchas otras, forman parte de este último libro que está casi terminado.

Lo esencial: Curriculum Nacional

“Rescatando Sueños, no hace libros por hacer, sino que hace libros enfocados en la pedagogía de la memoria para insertarlos en el curriculum nacional”.

“Consideramos que es importante crear un vínculo afectivo con el entorno. Hay que valorar a la señora que atiende el negocio, el caballero que corta el pasto, en fin. El objetivo final de la fundación es ser un granito de arena porque sabemos que hay muchos proyectos que trabajan la pedagogía de la memoria, que es una forma de sanar”, puntualizó.

“En Chile hay tantos hechos históricos que nos dividen y nosotros queremos visibilizarlos porque han afectado a nuestros niños y niñas. Quisiéramos que, a través de nuestro trabajo, provoquemos una sanación amorosa, con reflexión y aprendizaje”.

Lee también en Sabes Mujer: Cecilia Pérez, ex Ministra de la Mujer: Género, Infancia y Masculinidades | Sabes

¿Dónde encontrar los libros?

“No están en librerías porque no son libros comerciales, sino que el interés es que sean libros enfocados al curriculum educacional”, declaró.

De todos modos, los puedes encontrar en la página de la Fundación www.rescatandosueños.cl

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...