Cerrar Publicidad (10s)

La Corte Penal Internacional de la Haya declaró culpable de 61 crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra a Dominic Ongwen, líder del Ejército de Resistencia del Señor (LRA). La mayoría de las causas penales se produjeron en el norte de Uganda.

Los delitos cometidos por el hombre ocurrieron entre julio de 2002 y diciembre de 2005. Algunos de ellos son asesinato, tortura, saqueo, destrozo de bienes, violación, esclavitud sexual, entre otros. Los crímenes de Ongwen como líder del LRA tendrían lugar en los campamentos de comunidades desplazadas internas del país.

Las acusaciones de esclavitud sexual que se les imputan incluyen embarazo y matrimonio forzados.

La LRA es una organización, catalogada como secta, que busca instaurar una teocracia cristiana en Uganda. Dominic se unió al grupo durante su niñez y se convirtió en uno de sus líderes.

También puedes leer: Gremio forestal cuestionó visita de Cristian Barra a la Provincia de Arauco: "Somos las víctimas y no nos invitan"

A raíz de las acciones del líder del movimiento, murieron una gran cantidad de personas. En una oportunidad se le escuchó ordenar a sus hombres que mataran, cocinaran y comieran a las personas atacadas por el grupo.

Otro de sus crímenes consistía en reclutar a menores de edad para que se unirán en los ataques contra los desplazados internos de Uganda.

El juicio contra Ongwen partió el año 2016 y se llevaron a cabo cerca de 234 audiencias en total. Como veredicto final, se confirmó la responsabilidad del individuo en cada uno de los cargos expuestos, por lo que su sentencia se dará prontamente.

Dominic Ongwen nació en 1975 en la localidad de Kurum. Cuando tenía sólo 12 años de edad el LRA lo scuestró y torturó. Años mas tarde se unió formalmente al grupo.

Los crímenes perpetrados por el grupo extremista se cobraron la vida de más de 100 mil personas en Uganda y cerca de 60 mil niños secuestrados. La LRA raptaba menores para luego entrenarlos cruelmente con el fin de unirse a las tropas de la organización.

Desde golpizas hasta torturas les propiciaban a los infantes que ingresaban a este grupo terrorista. En casos de presentar desobediencia se les asesinaba sin tapujos.

Para el año 2005 la Corte Penal Internacional dio alerta de arrestar a 5 líderes de la organización entre los cuales se encontraba Dominic Ongwen. Tal fue el revuelo que Estados Unidos ofreció una recompensa de millones de dólares solamente por información del criminal.

Producto de conflictos entre el fundador de la entidad, Joseph Kony, y Dominic, este último se mantuvo detenido desde el 2014 en la República Centroafricana. Acto seguido, se escapó para entregarse a soldados estadounidenses quienes lo derivaron a la corte de justicia correspondiente.

Para esta y otras noticias, únete gratis a nuestro canal de Telegram.

Cargando más noticias...