Cerrar Publicidad (10s)

El Juzgado de Garantía de Panguipulli decretó el arresto domiciliario total para Juan González Iturriaga, carabinero imputado por abatir al joven malabarista Francisco Martínez tras un control preventivo de identidad. La medida cautelar responde a la solicitud de la Fiscalía, la que formalizó al funcionario como autor de homicidio simple.

El Juez de Garantía consideró que "la testigo civil es la única prueba que dirime la controversia (...) no es menos cierto que por el material metálico del machete, mantiene carácter potencial de lesiones; lo que reglamentariamente habilitó al funcionario policial para hacer uso de su arma de servicio".

Además, precisó que la negativa de la víctima a dejar los artefactos contundente que pudiesen calificarse como arma blanca y al no deponer su actitud, orienta a que el imputado se viese en la necesidad de disparar; configurándose "legítima defensa incompleta". Asimismo, el tribunal reconoció que hubo un exceso policial en el uso de la fuerza en el último disparo.

Se estableció un plazo de cuatro meses para la investigación.

Durante la audiencia el fiscal jefe de Los Ríos, Juan Agustín Meléndez, sostuvo que el carabinero percutó seis disparos y cuatro impactaron en el cuerpo del malabarista. De ellos, el "último innecesario en la parte torácica, el que le causa la muerte de forma instantánea", dijo.

"El disparo letal es el último. El cual, cuando se describa, le puedo señalar en un lenguaje no médico que es uno que da en el corazón", agregó Meléndez.

Lee también: Formalizan por homicidio simple a carabinero imputado por muerte de malabarista: Último disparo era "innecesario" dijo Fiscalía

El persecutor indicó además que el imputado, junto a dos uniformados más, se acercaron a Martínez y le solicitaron su carnet de identidad; pero que este se negó y comenzó a amenazar a los policías usando los machetes que portaba, los que según dijo “presentan filo”.

Asimismo, el Ministerio Público señaló que es en este contexto en que González Iturriaga disparó al aire, lo que no amedrentó a Martínez. Al no deponer su actitud de amenaza, el carabinero comenzó a retroceder por al menos 18 metros, alejándose del malabarista.

De igual manera, expresó que la víctima fue comedida a dejar el arma blanca, sin embargo, no respetó la instrucción. Tras ello se emiten dos nuevos disparos al suelo y uno hirió a Martínez. No obstante, el relato del persecutor destacó que, en ese momento, la víctima se abalanzó sobre el carabinero y éste emitió el cuarto y quinto disparo, ocasionando la caída y pérdida de equilibrio por parte de Martínez. En este contexto es que el carabinero percutó un "sexto y último disparo innecesario en la parte torácica", ocasionando la muerte del malabarista.

Argumentos de la Defensa

En tanto, Pablo Ardouin, abogado defensor de González Iturriaga expuso que el imputado actuó en legítima defensa y apegado al protocolo de manual. Tras los peritajes de la Policía de Investigaciones, Ardouin sostuvo que “ellos -PDI- terminan concluyendo que el funcionario se encontraba habilitado para realizar la acción defensiva que respecto a la cual se le imputa el delito de homicidio. Entonces creemos que la Policía de Investigaciones explica bastante bien la dinámica en que se da”, precisó.

Además el jurista declaró que los funcionarios quisieron ayudar a la víctima en el lugar, pero que fue imposible producto “al estado de exaltación que existía al momento de los hechos y lo difuso de estos”, e indicó que a su juicio, el carabinero usó el arma como último recurso tras ser atacado. “Cumplió con la verbalización y lo único que le quedaba era el arma de fuego. Porque eso es lo que le da el Estado”, finalizó.

Así las cosas, el abogado defensor dijo que no se justificaba ni el arresto domiciliario total y tampoco la prisión preventiva solicitada por los querellantes en la causa, es decir, el abogado de la familia e INDH.

Relato de testigo fue clave

Durante la audiencia, el Ministerio Público y el abogado defensor leyeron el testimonio de una testigo ocular que resultó clave para el desarrollo de la instancia.

De acuerdo con el testimonio, el hecho ocurrió "en circunstancias en que me encontraba trabajando en mi tienda atendiendo a dos clientes varones. Uno se encontraba en vestidores y el otro junto a mí, mientras que dos mujeres esperaban su turno al interior. Pero en la entrada pude percatarme que tres carabineros, dos hombres y una mujer, le pidieron el carnet a un mochilero que se encontraba sentado en el exterior de mi tienda".

Nota relacionada: Testigo clave en la muerte de malabarista: "Carabinero le apuntó diciéndole que bajara el machete"

"El muchacho les decía que 'no', no sé si se refería a que no tenía el documento o si no se lo quería entregar. Por lo que uno de los carabineros, que era el más gordito de los tres funcionarios, intentó tomarlo del brazo diciéndole 'entonces nos tienes que acompañar'; momento en el cual el mochilero que tenía tres machetes, que utilizaba a hacer malabares en la esquina de Martínez de Rozas, levantó el brazo con un machete en sus manos intentando atacar al funcionario; momento en que el carabinero dio tres pasos hacia atrás y sacó su arma de fuego; y apuntó al muchacho diciéndole que bajara el machete", agregó.

"Sin embargo, el chico siguió avanzando hacia Carabineros, por lo que el carabinero disparó al suelo para que el muchacho no lo siguiera más; momento en que decidí entrarme ya que pensé que me podía llegar un disparo, logrando ver que el conflicto se trasladó hasta la esquina", indicó la testigo, según el Ministerio Público y el abogado defensor.

Para esta y otras noticias, únete gratis a nuestro canal de Telegram.

Cargando más noticias...