Cerrar Publicidad (10s)
  • A propósito de la exposición del pintor ecuatoriano que se exhibe en la Sala Windsor de Concepción surge la historia de un cuadro  desaparecido para el golpe de estado y que  tras 30 años busca volver a Chile.
  • La Corporación Aldea Rural encabeza la comisión para la recuperación de la obra que se encuentra en EE.UU. y  que convoca a diversos países más allá de la política y las diferencias sociales.

En el marco de una larga amistad entre Oswaldo Guayasamín y el Presidente Salvador Allende, el destacado pintor ecuatoriano donó una obra de su autoría en el año 1972.

Este regalo  tenía como objetivo único ayudarlo a financiar de cierta forma la campaña con miras a la presidencia del país encabezada por Allende, no obstante a ello este importante retrato denominado “Homenaje a Tania” quedó en su casa en Tomás Moro en Santiago.

Con los días vino el Golpe Militar del año 1973 y  el bombardeo de la residencia de la familia Allende. Tal vez la situación más insólita fue que un soldado al encontrar la obra y sin saber su valor artístico, decide rajarla con su bayoneta.

Una cruzada por la cultura

Por veintiséis años este cuadro permaneció sin paradero conocido, pero un empresario norteamericano llegó hasta Quito con el retrato destruido y solicitó al artista su restauración.

“Grande fue la sorpresa de mi padre al ver que se trataba del cuadro que había regalado a Salvador” recuerda con emoción Pablo Guayasamín Monteverde, hijo del pintor y Presidente de la Fundación Guayasamín.

El artista se comprometió a restaurarla, pero con la condición de conservar la rasgadura, como prueba de la intolerancia e ignorancia política y como un fiel testigo de un momento histórico.

En la actualidad la Corporación Educacional Aldea Rural, que dirige Hansel Silva Vásquez en conjunto con la Fundación Guayasamín buscan repatriar la reconocida obra para que sea exhibida en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

Hasta el momento han tenido fructíferas reuniones en este sentido con centros culturales de Estados Unidos, Perú, Ecuador y Cuba, países que se han sumado a la cruzada cultural.

El Director Ejecutivo de la Corporación Aldea Rural, se muestra entusiasmado con la respuesta de sus pares en esta cruzada histórica para la cultura nacional, siendo un desafío más allá de lo político.

Cabe destacar que ya tomaron contacto con el actual dueño, quien se encuentra disponible a venderla a un precio que sea accesible para que pueda retornar a nuestro país, dado a que entiende el valor histórico patrimonial que tiene.

Todo hace pensar que podríamos tener la obra antes de lo presupuestado.

Junto a ello la Corporación Aldea Rural, continúa trabajando a pesar de las condiciones sanitarias y en la actualidad se exhibe una  exposición del artista Ecuatoriano en la Sala de Arte y Centro Cultural Ex Cine Windsor que se puede visitar virtualmente o en directo tras se levante la cuarentena en Concepción.

Cargando más noticias...