Cerrar Publicidad (10s)

Revuelo causó en redes sociales una “funa” contra la empresa PC Factory. Una clienta acusó que tuvo que llevar a su pololo para que le cambiaran un computador que ella compró en la sucursal del Costanera Center.

De acuerdo a la usuaria de Instagram @oh.margot, acudió al local buscando un PC de escritorio. Lo quería para ver animé en alta definición, revisar radiografías de pacientes, trabajar con email, fichas médicas y ver YouTube.

Aclaró que no preguntó por marcas ni tope de precio. Un vendedor le presentó tres alternativas. Afirmó que desconfió del precio del primero y que se decidió por el segundo, levemente más caro. Aseguró que el encargado se lo recomendó incluso por sobre la tercera opción, de valor superior.

Añadió que revisaron el equipo frente a ella y que lo compró con garantía extendida para llevarlo a su caso. Sin embargo, al encenderlo notó problemas. Notó que el computador era lento y que, en definitiva, no servía ni para ver YouTube.

Lee también: Informan baja de contagios Covid-19 en el Gran Concepción como resultado de las cuarentenas

Agregó que regresó a la tienda. Expuso la problemática y se le derivó al servicio técnico. Según consigna BiobioChile la denunciante dijo que el hombre que la atendió, incluso la reprendió.

“El gallo se empieza a alterar, me empieza no a gritar, pero sí a hablar más fuerte y ahí yo sola. Le digo ‘mira, me asesoré por una persona que sabe y me dijo que mínimo tenía que tener una tarjeta’… y el loco me dice ‘no, esa tontera es un capricho tuyo"”, contó.

Aseguró que “el loco se iba alterando, alterando y en un minuto me dice algo que no se me va a olvidar nunca.  ‘Bueno, mira, es que el computador que compraste puede hacer todo lo que tú quieres, solo que es muy lento"”, añadió.

El problema habría continuado en post venta.  Contactó a la unidad y explicó la situación. Pero le dijeron que ella lo había comprado y que tendría que haber revisado el dispositivo. Le argumentaron que PC Factory sólo hace cambios por productos sellados, en caja, o que vengan defectuosos de fábrica.

“¿Cómo voy a saber yo si el computador está malo si no lo abro y lo pruebo? ¿Cómo? ¿Alguno me puede explicar?”, dijo la usuaria a través de Instagram.

La joven fue nuevamente a post venta, pero esta vez acompañada de su pololo. Manifestó que ahí “el trato cambió en 180°. ‘Caballero dígame en qué lo puedo ayudar, no se preocupe, ¿tiene problemas con su pc? déjeme verlo, no se preocupe…’ y yo parada al lado”.

Cargando más noticias...