Cerrar Publicidad (10s)

La situación de violencia en Quidico, Tirúa está descontrolada: quema de casas, disparos y amenazas de muerte son parte del diario vivir. Todo esto, a la fecha, impunemente, reclaman los vecinos y afectados.

Debido a esta violencia desatada, el programa Buena Costumbre de Sabes.cl conversó con el dirigente vecinal de la localidad de Quidico, Tirúa, Fernando Fuentealba, quien habló sobre las amenazas de muerte y la situación del lugar.

“Cuesta mucho sensibilizar a la opinión pública con la situación que está sucediendo en esta zona, cuesta muchísimo. Pareciera que uno estuviera contando una película de Netflix, porque a nadie con razonamiento le entra este cuento en la cabeza”, afirmó.

Tras eso, detalló las situaciones que ha tenido que vivir producto de las amenazas.

“A mí me han atacado en tres oportunidades con armamento al hotel donde yo vivía, estando mi familia ahí. Fuimos víctimas en tres oportunidades de disparos al hotel, si ya parece colador”, detalló.

Agregando que “a mí me han enfrentado, me han cruzado en el supermercado, en la carretera. Me han disparado hacia mi vehículo, el parabrisas de mi auto está lleno de perdigones”.

Lee también:

A raíz de eso, Fuentealba confirmó que ya no vive en el lugar tras una gestión del Gobernador.

“El Gobernador me saca a mí y a mi madre de esa zona y estoy viviendo en una ciudad cercana, desarraigado, a la fuerza”, confesó.

Por último, tras las amenazas afirmó que “entonces obvio que lo que estoy diciendo es literal, yo no puedo regresar”.

Experiencias tras ataques incendiarios

La localidad de Quidico es bastante acotada, solo 2.800 personas componen la comunidad. En ella vive una alta tasa de niños y niñas. Mientras que, la cifra de adultos mayores no es tan grande.

Por otro lado, se ha informado que las casas atacadas son de veraneo a lo que Fuentealba refutó “no son casas de veraneo, son vecinos”.

Con respecto a las viviendas quemadas, el dirigente señaló que “los ataques a las viviendas en Quidico no han parado desde hace un año y medio”.  

Agregando que “en cualquier lugar de Chile, que se quemen 47 casas en un barrio o una población sería catástrofe nacional”.

Incluso, relató una situación que se dio, en la cual está “una mamá con un niño en su casa, la cara del niño de terror, de pánico, es impresionante”.

El hombre aseguró que los grupos serían de 14 o 15 personas, quienes contarían con armamento de alto calibre con las que se han apoderado del pueblo. “Lo tiene capturado”, afirmó Fuentealba.

Pedido de ayuda a autoridades

El dirigente vecinal ha sido una de las voces más visibles en la lucha contra los sujetos que siguen atentando contra los vecinos en Quidico. A raíz de esto, es que ha hecho todos los intentos por buscar ayuda.

Fuentealba afirmó que ha conversado con varios ministros del Interior, pero que ninguno ha sabido darle solución al problema.

Por eso hizo el llamado para que “me reciba el ministro del Interior, el nuevo. Porque cada vez que me reúno con un ministro del Interior van cambiando como un desfile de moda y uno siente que vuelve a zona 0”.

Por otro lado, el dirigente aseguró que el único ministro que hizo algo por luchar contra la violencia en Quidico fue Andrés Chadwick, con quien “logré la instalación de un retén de Carabineros en Quidico para darles una sensación de tranquilidad a los habitantes pero volvemos a lo mismo. No lo han implementado como corresponde”.

Asimismo, Fernando Fuentealba se refirió a las instituciones indicando que “yo sigo creyendo en las instituciones. Porque cuando uno deja de creer en las instituciones, lo que se ve afectado principalmente es la democracia, y eso es lo que la gente no quiere entender”.

Por último, el hombre aseguró que “yo quiero que el Gobierno me indemnice para irme del lugar. Para poder seguir trabajando y poder mantener a mi familia. Para que sanen de toda la depresión que significa”.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...