Cerrar Publicidad (10s)

Luego de casi una década, finalizó la concesión de FoodCourt S.A. sobre la céntrica Galería Alessandri, ubicada al costado de la Plaza Independencia en Concepción. Fundación Síntesis, una de las ONG opositoras al proyecto presentado por la concesionaria, se manifestó satisfecha con la culminación del privilegio.

El fin de la concesión sobre la histórica galería penquista se dio después de casi 10 años. En ese tiempo se completaron dos prórrogas en que el inmueble respondía ante FoodCourt.

Según indicó el Ministerio de Bienes Nacionales, el plazo de término para la entrega de los documentos pertinentes por la empresa se cumplió el 23 de noviembre del año pasado.

También puedes leer: Fiscalización durante primeros días de cuarentena en el Gran Concepción deja 43 sumarios sanitarios

El contenido de los papeles entregados por la empresa contemplaba la construcción de un edifico de 23 pisos, cuya altura transgredía los 8 aceptados en el contrato, expuso la Fundación Síntesis.

Según señaló la misma ONG, como fundación solicitaron los antecedentes de carácter público del caso a través del portal de Transparencia.

Según la organización, los documentos “evidenciaban la destrucción total de la histórica galería, el diseño de espacios interiores realizado por una oficina de arquitectura especializada en malls y una torre de 23 pisos de departamentos”.

Agregó la Fundación, que “la información no era coincidente con la expresada públicamente por la empresa, ni sus efectos sobre el entorno (...) Con imágenes que no expresaban la altura real, ni su relación con la sombra que se proyectaría en el espacio público y privado”.

Organización contra concesión

Según se planteó en un comunicado de Fundación Síntesis, las características de la información obtenida los obligó a coordinarse con locatarios, organizaciones territoriales sociales y gremiales.

Todos ellos tenían como objetivo instaurar la necesidad de buscar una remodelación amigable con la Galería Alessandri, que no destruyera el patrimonio y el paisaje urbano de la comuna.

Precisaron que la resolución del caso es la esperada y la más óptima para el edificio. De modo, que la edificación es un patrimonio físico e intangible de con características históricas únicas.

Asimismo, destacaron esta situación como una oportunidad de inversión para los locatarios y, en general, la comunidad que cada día rodea al inmueble.

“Concepción es una ciudad de un patrimonio invaluable y la industria inmobiliaria no debe seguir definiendo la forma de producción de la misma”, finalizó la Fundación.

Para estas y más informaciones síguenos en nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl.

Cargando más noticias...