Cerrar Publicidad (10s)

Una grave denuncia realizó la Asociación de Funcionarios Minvu-Serviu Biobío referente a que el servicio opera como una caja pagadora de favores políticos de la UDI.

La acusación sostenida por la presidenta de la asociación, Paula Quilodrán, dice relación con que actualmente el director, Samuel Domínguez, dispone de nueve asesores.

Lee también: Anuncian fin de cuarentena total para Lota y Coronel: Una comuna del Gran Concepción avanza a Fase 3 | Sabes

“Desde que llegó el primer director se han ido acumulando los distintos asesores, que hoy día llegamos a un número de nueve y que en total a este Serviu le cuesta 20 millones de pesos al mes”, indicó.

Lo anterior, afirma, atenta contra la carrera funcionaria de trabajadores que llevan incluso más de 10 años esperando un ascenso de grado, bajo la excusa que no hay recursos.

“Lo que están haciendo hoy día es proselitismo político, de asesores técnicos nada. No estamos disponibles a seguir financiando operadores políticos. Los socios y socias no están disponible a seguir esperando, esto es impresentable y tiene nombre y apellido: los hermanos Van Rysselberghe”, afirmó.

“Son los que de alguna manera han generado esta dificultad, los directores la han aceptado por cierto, sobre todo por este director. El Serviu no es una caja pagadora de la UDI y menos de los hermanos Van Rysselberghe, estamos cansados de eso”, añadió.

Contrataciones

El director regional de Serviu Biobío, Samuel Domínguez, justificó que “han entrado a trabajar funcionarios como pasa en cualquier Gobierno. A modo de ejemplo, solo en el anterior, entraron a trabajar más de 100 funcionarios. Acá no existe preferencia por parlamentarios. Hemos y vamos a trabajar con todos, esa ha sido la tónica y esa seguirá siendo”.

Sin embargo, los funcionarios afirman que el propio Domínguez en una reunión privada reconoció que solo necesita dos asesores para trabajar. No fue posible contrapreguntar ya que solo se envió esa declaración.

Abuso de la “comisión de servicio”

Otra práctica denunciada es que precisamente los asesores en cuestión son los que llegan como personal de confianza y se quedan, a pesar de que quien los llevó ya no están.

Dan cuenta que por ejemplo, un trabajadores está en la Región Metropolitana en comisión de servicio, pagado por Serviu Biobío.

En este ítem el hecho salpica a la Intendencia del Biobío, ya que dos asesoras están en esa condición en el Gobierno Regional. Llegaron para el traspaso de la administración Giacaman a Patricio Kuhn.

Consultada la autoridad reconoció que “en este momento hay en comisión de servicio algunos funcionarios que están colaborando en la instalación del equipo”.

Se comprometió a subsanar esta situación. “Al final las personas tienen que trabajar en cuales son sus unidades de origen y eso es lo que vamos a preocuparnos”, aseguró.

Por esta y más informaciones síguenos en todas nuestras redes sociales. En Twitter estamos como @sabescl

Cargando más noticias...