Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Las 5 consecuencias que sufre tu cuerpo por estar en aislamiento durante meses

Publicado por Sergio Fuentes

26/09/2020 11:15:13

Fue el pasado 11 de marzo de 2020 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente como “pandemia” a los brotes del coronavirus y a partir de ahí, a millones de personas nos cambió nuestro normal día a día.

Luego de medio año, miles de personas alrededor del mundo continúan recluidas para evitar el contagio de COVID-19.

Es aquí donde nos preguntamos ¿Qué cosas le pasan al cuerpo por estar en aislamiento durante tantos meses?

Al respecto, el medio CNN consultó a varios expertos sobre las consecuencias de trabajar y vivir encerrados, con un estilo de vida sedentario.

Más grasa, menos músculo

La falta de ejercicio hace que las fibras musculares se deterioren y perdamos fuerza.

Es necesario mantenerse fuerte para vivir más años, y la masa muscular se pierde fácilmente con el paso natural de los años y si no nos ejercitamos regularmente.

Además, estar en casa implica un reto adicional: vencer la cercanía del refrigerador y el cajón de las galletas.

Muchas personas comen más desde que comenzó el aislamiento, pues el fácil acceso a la comida sumado a la ansiedad, el estrés y el cambio de rutina que ha traído la pandemia suele provocar trastornos alimenticios.

En muchos casos, el aumento de peso desde marzo es notorio y, con un estilo de vida más sedentario, el riesgo de desarrollar problemas metabólicos o crónicos como la diabetes, está en aumento.

Sistema respiratorio

Dejarse caer a una vida sedentaria no es la mejor idea, especialmente cuando la pandemia de coronavirus nos obliga a permanecer más tiempo en casa.

El corazón requiere que de vez en cuando se incremente la velocidad con la que trabaja, para fortalecerse, y lo mismo pasa con los pulmones.

Es vital aumentar el flujo sanguíneo a los pulmones, al corazón y al resto de los órganos del cuerpo a través de una rutina de ejercicio regular, aunque sea en casa.

Cerebro lento

Mantenerse sedentario afecta también al cerebro, ya que la actividad física ayuda a producir químicos cerebrales que descomponen ciertas toxinas de la sangre y evitan que se alojen en el cerebro, que pueden (literalmente) intoxicar a las neuronas.

Un cerebro con neuronas intoxicadas o con menos neuronas es un cerebro más lento, y fácilmente podrás prever las consecuencias de esto.

Ciclo circadiano

Estar todo el tiempo en interiores, sin recibir ni un poco de luz del sol, pone en jaque el ciclo circadiano, es decir, el ritmo natural del cuerpo que nos ayuda a diferencia el día y la noche, cuando es hora de dormir.

Es importante hacer ejercicio, salir a caminar brevemente, aprovechar la terraza o el jardín para sincronizar el ciclo circadiano y recibir un poco de luz solar que, además, ayuda a mantener en equilibrio los niveles de vitamina D en el cuerpo.

Problemas de postura

Estar más tiempo sentado o acostado en casa afecta la posición corporal y genera tensión en el cuello, la espalda, la cadera y los hombros.

Por eso, los expertos recomiendan levantarse cada hora de la silla, caminar un poco alrededor de la habitación, estirarse e incluso recostarse en el suelo para permitir que la espalda se reacomode por unos segundos.

¿Hay solución?

Sí, para evitar estos efectos negativos en la salud luego de meses de confinamiento se recomienda:

  • Practicar una rutina de ejercicio regular, de al menos 150 minutos a la semana.
  • Reducir la ingesta de alimentos procesados y empaquetados.
  • Hacer ejercicios de respiración y de meditación para combatir la ansiedad y el estrés.
  • Mantener el contacto con amigos y familiares, aunque sea virtual.
  • Evitar las pantallas de celular o televisión al menos una hora antes de dormir.
  • Recurrir a los especialistas de salud mental o psicológica si lo requieres.
Cargando....