Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

En mi feudo mando yo

Fotografía: Gobierno Regional.

Publicado por Redacción Sabes

14/06/2020 22:11:50

En medio de una pandemia y de la actual tensión política interna, las cosas pueden ir todavía peor. El gobernador provincial, Robert Contreras, se reunió con todos los alcaldes afín de coordinar la entrega de las cajas de alimentos y productos de higiene comprometidos por el Ejecutivo con ocasión de ir en auxilio de quienes hoy peor lo están pasando. Causó revuelo que el alcalde de San Pedro de la Paz, Audito Retamal, se restase del trabajo mancomunado entablando un nuevo conflicto entre alcaldes y gobierno.

Lo impresentable no es sostener diferencias con la política a implementar, con sus métodos de coordinación o sus criterios, sino que lo es el profundo narcicismo, egoísmo, mezquindad y descriterio del jefe comunal.

Lee también:

La mesa de la cual él se retiró por propia cuenta, ejercía justamente con el objetivo de tratar estos temas. En ella debiese primar el diálogo democrático de buena fe, presentando argumentos o aseveraciones intentando convencer, pero también dejándose persuadir cuando otros actores esgriman razones suficientes para adoptar decisiones en un sentido u otro, era el mecanismo de la política. En cambio, Audito Retamal prefiere pararse de la mesa y pegar el portazo, cual niño o adolescente insatisfecho por no ser exactamente complacido con lo que querría, marchándose intolerante a la frustración.

Los alcaldes durante esta pandemia actúan como verdaderos señores feudales, en que al interior de sus castillos (los municipios) intentan dictar mandamientos escritos en tablas de piedra y que sus súbditos acaten. En el fondo, en mí feudo mando yo. Así se intentan erigir como los grandes protectores y salvadores de sus condados -con una próxima elección que asegurar, por supuesto-. De esta forma las cosas se vuelcan sobre un punto muerto y se vuelve mucho más difícil hacer política, otorgar gobernabilidad y soluciones a quienes más desprotegidos están.

Te interesará:

Sería bueno echar mano a la esperanza y a Václav Havel en estos días. La primera como un valor al cual aferrarse y en el cual depositar la idea de que autoridades como Retamal enmienden el rumbo y comiencen a hacer política con mayúscula, aquella que maneja el arte de lo posible, de la tan escasa por estos días. Dudo que el alcalde conozca a Havel, pero en su discurso “el futuro de la esperanza” el ex primer presidente de la República Checa sostuvo: “si la humanidad alberga la más mínima esperanza de tener un futuro digno, éste pasa por el despertar de un sentido universal de la responsabilidad, de la clase de responsabilidad cuyas raíces son mucho más profundas que las de un mundo de intereses mundanos y efímeros”.

Sea responsable señor alcalde, actúe conforme a la responsabilidad de lo que su cargo impone y no en base a intereses mundanos y efímeros como señaló Havel, porque usted percibe cada 30 días poco más de 5 millones 800 mil pesos -los cuales los tendrá seguramente depositados en su cuenta a fin de mes-, pero su negligencia, desidia e infantilismo, le costará caro a muchos que no ganan ni un décimo de lo que usted.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de  www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....