Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

El nuevo pilar en la lucha contra el cáncer: El exitoso relato de un paciente tratado con inmunoterapia

Publicado por Sergio Fuentes

24/02/2020 10:40:13

- La inmunoterapia ha abierto nuevas líneas de investigación que permiten ser optimistas en el futuro.

Se trata específicamente es un tratamiento que no es dirigido al tumor. Lo que hace es despertar al sistema inmunológico para reconocer al tumor que se desarrolló escondiéndose del sistema inmune.

En pocas palabras, a diferencia de la quimioterapia, la inmunoterapia no ataca células buenas y malas. Aquí es el propio sistema inmune del paciente el que combate el cáncer, lo que genera múltiples beneficios.

El testimonio de una madre

Saludos cordiales, mi nombre es Patricia Ceciliano, y él es mi hijo Pablo, vivimos en Costa Rica y queremos compartir con ustedes nuestra experiencia.

Hace aproximadamente un año, mi hijo fue diagnosticado con un Sarcoma de Ewing nueroectodermico primitivo, el mismo que fue bastante difícil de diagnosticar, se encontraba localizado en la zona parafaríngea y submandibular izquierda.

En el momento en el que lo diagnostican, nos indican acerca de la agresividad del mismo y se inicia inmediatamente el tratamiento. La quimioterapia fue programada para aplicar en un rango de 14 a 17 sesiones y 33 sesiones de radioterapia.

La radioterapia fue aplicada en su totalidad, sin embargo, la quimioterapia no fue posible aplicarla debido a que su nivel de toxicidad era demasiado alto.

Lee también: Doctor penquista apuesta por la inmunoterapia y su transformación en el tratamiento del cáncer

Fueron aplicadas solamente 8 sesiones de las que estaban programadas y nos indican que el tratamiento será suspendido permanentemente.

En ese momento nosotros nos encontramos en una situación bastante difícil, la condición de mi hijo fue deteriorándose, pasó de un peso de 58 kg a 39 kg, él requería altas dosis de morfina, llegó incluso a estar con 8 ampollas diarias para controlar de alguna manera y parcialmente el dolor que le aquejaba, sufrió dos embolizaciones, tanto la carótida interna como la externa para controlar las hemorragias, y estuvo ingresado en la unidad de cuidados intensivos en tres ocasiones, en el transcurso del año, tuvo que ser colocado una traqueotomía, se alimentaba por sonda PEG, y en fin, una serie de condiciones en su organismo que no le permitían valerse por sí mismo.

Ante el panorama que no plantean a finales del año pasado y después de tener investigaciones previas sobre el tema se decidió contactar con el centro de cáncer ReCell para solicitar información sobre el posible tratamiento de inmunoterapia con células dendríticas, los profesionales del centro ReCell nos atendieron de inmediato con una claridad de la información excelente, recibimos de ellos un trato humanitario y profesional, con todo lo que necesitábamos en ese momento, puedo decir que el tratamiento al día de hoy ha dado efectos drásticos en la calidad de vida de mi hijo y de la familia por consiguiente y que para este momento ya podemos todos tener una vida normal, ya hemos regresado a nuestras actividades cotidianas, y pienso que mi hijo es el más adecuado en contarles un poco acerca de los cambios que él ha notado antes y después de su tratamiento.

El relato de Pablo

Un saludo a todos y a todas, es un gusto para mi poder compartir con ustedes nuestra experiencia con el centro de cáncer ReCell y contarles la mejoría que he tenido desde que me aplicaron el tratamiento.

A principio de este año la masa que se encontraba en mi cuello, en la zona parafaríngea empezó a aumentar de tamaño, y al estar tan cerca de terminales nerviosas muy grandes, eso me produjo mucho dolor, como dijo mi mamá, estuve con grandes cantidades de morfina hasta 5 ampollas intravenosas y 3 subcutáneas, y eso aun así no quitaba el dolor, solo lo hacía más tolerable, visualmente era como ver otra cara, era irreconocible.

Vivir con cáncer: La importancia de recibir un buen tratamiento y en el momento oportuno

Al ser una masa tan grande, esta obstruía el conducto respiratorio, por lo que tuvieron que ponerme una traqueotomía para seguir respirando con normalidad, este tumor no me permitía abrir la boca y no me permitía comer, entonces tuvieron que ponerme una sonda PEG por la cual me administraban batidos los cuales debían sustituir en parte la comida normal, sin embargo, aun así, esto no era suficiente, y bajé mucho de peso, yo antes pesaba 57 kg y llegué a pesar 39 kg.

Además a lo largo del año tuve diversas neutropenias febriles, las cuales me llevaron a estar en cuidados intensivos varias veces, la última fue a principios de diciembre, fue en el momento en que los doctores decidieron que debían suspenderme las quimioterapias, porque resultarían ser muy peligrosas para mí.

Ya al haberme aplicado el tratamiento, la mejora fue muy notable, la masa empezó a reducirse, empecé a tener más energía, pude comer más, tenía más apetito, subí de peso.

Actualmente estoy pesando 50 kg y recientemente hemos cambiado de administración de la analgesia de vía subcutánea a oral y estamos en proceso de reducción de la dosis hasta poder llegar en algún momento a dejar de utilizarla.

Ya he retomado mi vida normal y estoy asistiendo con regularidad al colegio.

Te interesará: La revolucionaria vacuna terapéutica contra el cáncer ahora en Chile

No me queda más que agradecerle al centro de cáncer ReCell por todo el trato que nos han dado, por ayudarnos en este momento en el que nos sentíamos abandonados y por darnos una nueva esperanza de vida, por ser tan profesionales.

Más información en www.recell.cl o llamando al +56954015631.

Fono Internacional: +1(407)3374527 – oncocit.com

Cargando....