Cerrar Publicidad (10s)

A primera vista, con su suéter de rayas, su sonrisa y su sueño de convertirse en futbolista, Mikail Akar se parece a cualquier niño de siete años. Sin embargo, es un prodigio del expresionismo y causa sensación en el mundo del arte. Apodado el "mini Picasso" por la prensa alemana, este niño nacido en Colonia vende cuadros en todo el mundo. Valen miles de euros.

Lee también: Comercio pide que REC 2020 siga en Concepción para reactivar economía de la ciudad

"Con solo siete años, ya se ha hecho un nombre en el mundo del arte. Hay interés por él en Alemania, Francia y Estados Unidos", asegura a la AFP su padre y agente, Kerem Akar.

Cuenta que descubrió el don de su hijo por casualidad: cuando cumplió cuatro años le regaló un lienzo y unos pinceles porque "ya tenía suficientes cochecitos y figuritas para jugar".

"El primer cuadro era fantástico, primero pensé que mi esposa lo había pintado", pese a que ella no es artista. "Pensé que podía ser una coincidencia, pero después de su segundo y tercer cuadro, estaba claro que tenía talento".

Para esta y otras informaciones de la Región del Biobío, el país y el mundo, sigue nuestras redes: FacebookInstagram y Twitter.

Cargando más noticias...