Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Medio Oriente candente

Publicado por Andrés Espinoza

06/01/2020 23:58:48

Una vez más la zona del Medio Oriente irrumpe con acciones militares, sea de los actores locales, como las grandes potencias que pugnan por predominar en el área. Las causalidades de la conflictividad son fundamentalmente geoeconómicas (riqueza petrolera), geopolíticas (bases, lugares estratégicos), geocultural (occidente/oriente), religiosas (musulmanes/cristianos, entre musulmanes) o de confrontación territorial (conflicto palestino-israelí).

Lee también: Por un Chile más inclusivo

Hoy, los actores estatales locales pugnan por preponderar y en esa lógica preferentemente se encuentran Irán, Arabia Saudita e Israel. Cada uno trata de influenciar/intervenir en otros estados o debilitar la posición de los adversarios y ocurre principalmente en zonas bajo guerra (Siria, Iraq, Yemen). Tras la irrupción del Estado Islámico, Daesh, al lograr en 2014 soporte territorial en Siria e Iraq, las fuerzas estatales contrarias, especialmente Siria, Iraq, Irán, Israel y Arabia Saudita le enfrentan y con su derrota reflota la competencia entre ellos.

En la dimensión estrictamente regional, con Egipto alejado de la confrontación desde la firma de la paz con Israel en 1979, más la neutralización de Iraq, los actuales equilibrios de poder y la correlación de fuerzas al interior del mundo árabe se están definiendo en la confrontación o “Guerras de Siria”; allí, se enfrentan o pugnan Bashar Al-Assad con las Fuerzas opositoras (guerra civil), Israel e Irán, Siria e Israel (Alturas del Golán), Arabia Saudita e Irán, y el Radicalismo islámico con las fuerzas moderadas del islam.

Te interesará: El Chile que viene

Al interior de las expresiones islámicas estatales hoy confrontan Irán y Arabia Saudita. Las políticas y acciones desplegadas por saudíes e iraníes abarcan, entre otros, conflictos como el yemení, la confrontación palestino-israelí, la pugna sirio-israelí y las influencias que puedan desplegar en el Líbano, estado históricamente influenciado por Siria y base territorial del grupo Hezbollah, calificado como terrorista por la UE y EEUU.

La variante israelí del conflicto tiene que ver con la posición militante de Irán contra Israel (“pulverizaremos Israel si es necesario”), el apoyo directo que entrega al gobierno sirio (adversario de Israel) y el soporte que significa para el grupo Hezbollah, movimiento radical que hostiga militar e ideológicamente a Israel desde Líbano: frentes norte y oriental israelí; además, Irán utiliza y apoya la causa palestina para hostigar y debilitar.

Toda esta conflictividad está modificando la correlación de fuerzas entre los actores locales y posibilita que las grandes potencias, dada la importancia “geo” que ya señalamos, intervengan en favor de algunos de ellos o derechamente para sustentar y potenciar sus propios intereses.

Rusia, necesita posicionarse en una zona que es parte de su entorno inmediato y que, por medio de Siria, le permite proyectarse navalmente en la zona del Mediterráneo por medio de la base de Tartús; paralelamente, trata de no quedar fuera de la toma de decisiones en cuanto oleoductos y gasoductos, tema de vital importancia para su economía y para su política de abastecimiento hacia Europa.

EE. UU. tiene intereses globales, el oriente medio es su prioridad y con la eliminación del general Soleimani apartó al conductor/ejecutor de la estrategia iraní en Medio Oriente y golpea al estado persa por sus acciones en el área y por su negativa en el tema de su potenciamiento nuclear. Otra de las motivaciones en los roces iranio-estadounidense es la llamada tubería chiita, proyecto que pretende abastecer a Europa vía gasoducto por Iraq y Siria. La propuesta haría más dependiente a Europa del abastecimiento chiita y debilitaría la vía de abastecimiento controlada por los sunníes y las monarquías moderadas del Golfo Pérsico.

La importancia estratégica del Medio Oriente, su incuestionable riqueza petrolera, el cruce de religiones que históricamente le caracteriza, más la relevancia del sector, en lo que Brzezinski definió como la zona de inserción de la violencia mundial, llevan a que la conflictividad en el área persista con los altos y bajos que le han caracterizado.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....