19/11/2019 | 10.8ºC Concepción |
ACTUALIDAD DESTACADO TEMA SABES

La historia de Jeremy: el joven al que busca todo Concepción

En un verdadero enigma policial se ha transformado la desaparición de Jeremy Salazar Rocha, un menor de 15 años cuyo rastro se perdió cuando salió desde Concepción con rumbo hacia Chiguayante. Durante los últimos 18 días, los penquistas han sido testigos de la incesante búsqueda realizada por sus familiares y amigos, quienes han empapelado distintas comunas con carteles con su nombre y fotografías.

Pese a que el tiempo ha sido implacable, su hermana Gisela Rocha, que fue la persona que lo crió, no pierde las esperanzas por encontrarlo. Ella, quien es comerciante de frutas y verduras en el centro de Concepción, contó parte de la historia del joven al que toda la ciudad busca.

Según explicó, Jeremy es un joven oriundo del sector Villa Futuro de Chiguayante y que luego de que se viera involucrado en un delito de homicidio frustrado siendo menor de edad, decidió llevárselo a vivir con él a San Pedro de la Paz en búsqueda de una vida distinta. “Quise darle otro ambiente, para que saliera de eso”, contó la joven que continúa cada día con la angustia de no saber cuál fue el destino de su hermano. De hecho, entre las hipótesis que maneja la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, se encuentra la posibilidad de que Jeremy haya sido víctima de algún grupo rival.

Respecto al día de la desaparición del joven que completaba su educación rindiendo exámenes libres, Gisela recordó que ella lo vio por última vez en la esquina de Caupolicán con Freire, en el centro de Concepción. “Ahí yo estaba vendiendo frutas cuando llegó a pedirme algo de plata porque necesitaba ir a Chiguayante. Él me dijo que iría donde un amigo y yo le pasé cuatro mil pesos. Mi pareja le dio dos mil más y un amigo comerciante le pasó 2 lucas más. Tenía unos ocho mil en el bolsillo y sé que con esa cantidad él iba por un rato y volvía. Por eso me preocupé desde el primer minuto”, relató.

Añadió que “Lo que más le pedí es que no volviera tarde, porque al día siguiente yo estaba de cumpleaños. Él me prometió que no demoraría y que estaría ahí, pero no volvió”. Posteriormente, Gisela se enteró que su hermano habría ido a pedirle pololeo a una joven en Chiguayante, situación de la que tomó conocimiento cuando amigos de Jeremy entregaron sus versiones a las policías, en el marco de la investigación.

La familia del menor ha buscado incluso en los cerros de Florida, Santa Juana y Hualqui, mientras van pegando carteles por cada una de las comunas por donde pasan. Consultada si espera un operativo de búsqueda a gran escala, como el realizado cuando desapareció Tamara Zurita, también en Chiguayante, indicó que “se nos explicó que lo que se está esperando ahora es una pista clave, algo que marque un lugar en el cual comenzar a buscar. Por ejemplo, en ese caso, se encontró un libro en la orilla del río que permitió hacer los rastreos allí”.

La joven aclaró que por el momento no hay ningún indicio de Jeremy que permita focalizar algún equipo de búsqueda. Desde la Policía de Investigaciones se confirmó, el pasado lunes, que la Brigada de Homicidios está siendo apoyada por otras unidades para indagar el caso.