Cerrar Publicidad (10s)

La muerte de animales por falta de forraje, y la desaparición de otros por la acumulación de nieve es parte del panorama que viven al menos siete familias del sector Perales de Pitril, en la alta cordillera del Alto Biobío, ubicado a unas cuatro horas a caballo desde Ralco.

El caso lo dio a conocer Liria Vita, habitante de Pitril y que esta jornada bajó hasta el sector urbano a pedir ayuda a las autoridades debido a que a ella ya se le murieron, aseguró, dos caballos, mientras que parte de sus ovejas preñadas desaparecieron entre la nieve, situación que se repetiría con sus vecinos.

“Empezó a nevar el 24 de junio, han muerto chanchos, vacunos con la nieve, tengo dos ovejas que se han caído ya que están preñadas, se atraparon en la nieve y no las hemos encontrado”, indicó.

“Yo tengo comprado avena, harina, ahora lo tengo encargado aquí y no lo puedo llevar, lo que se necesita es el alimento y si no han comido los animales van a empezar a morir y ahora a fines de agosto llega la lluvia y no va a quedar nada”, añadió Vita.

Última visita con ayuda

El Instituto Nacional de Desarrollo Agropecuario tiene oficinas en el Alto Biobío y su encargada, Karen Valenzuela, afirmó que el 10 de julio fue el último día que pudieron subir con ayuda, razón por la que hasta el momento no han constatado la muerte de los animales y tampoco entregado ayuda.

La conectividad es compleja, ya que señaló que “no contamos con acceso de caminos para poder subir donde ellos, por aire tenemos todas las gestiones realizadas con Carabineros pero lamentablemente no hemos tenido ventanas ni días para poder salir, la comuna ha estado súper afectada por un clima que no permite las salidas”.

La funcionaria afirmó que las familias de Pitril son la prioridad al momento de poder salir con forraje vía aérea, ya que por tierra no se puede.

Cargando más noticias...