Cerrar Publicidad (10s)

Un horrible caso de maltrato animal se dió a conocer en la comuna de La Florida luego de que una organización animalista adoptara a un perrito que era obligado a beber alcohol y respirar el humo de marihuana que le daban sus antiguos dueños.

Tras darse a conocer este terrible caso de maltrato, el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, ha tomado la decisión de adoptar a al pug llamado Maxi.

Luego que el pug fuera rescatado por la ONG “Amor por los Pug”, aseguran que Maxi quedó con secuelas que mantiene en la actualidad. A pesar de las condiciones en que se encuentra, el alcalde de La Florida decidió adoptarlo.

La fundadora de la organización, Alejandra Díaz, quien ha cuidado del pug desde 2014, detalló al mencionado medio que “fue un acto irresponsable, ya que darle estas sustancias a un perro como él es como dárselas a un bebé. Tiene un riesgo serio de contraer cirrosis y un hígado muy sensible. Además, tiene serios rasgos de abstinencia, ya que al sentir el olor del alcohol o la marihuana se desespera, igual que un adicto”.

Cargando más noticias...