Cerrar Publicidad (10s)

Un hecho que ha dado la vuelta al mundo ocurrió en India, cuando un joven que iba a ser cremado, pero esto se evitó por tener lágrimas en sus ojos.

Ganham Kiran de sólo 18 años fue diagnosticado con muerte cerebral por los médicos en India.

El joven estaba en coma por una hepatitis que se complicó aún más al contagiarse con dengue e icteria, su condición era grave.

Los médicos recomendaron a su mamá a que lo "dejara morir en paz", incluso los doctores informaron a la familia que su "cerebro había muerto".

La mujer decidió llevarse Karin a su hogar, una vez que se "confirmó" su muerte, la familia se reunió para su adiós, donde decidieron cremarlo.

En ese instante relata el India Today la madre nota lágrimas en los ojos de su hijo.

"Me sorprendió y alerté a mis familiares, quienes llamaron de inmediato a un médico", sostuvo la mujer. Incluso se comprobó que el joven tenía un pulso débil.

Los doctores recomendaron un tratamiento vía inyecciones, lo que llevó a que el joven mejorara considerablemente.

De hecho al 7 de julio su condición mejoró tanto que ya se comunica con su madre y fue dado de alta.

El joven en ningún momento fue desconectado del sistema que lo mantenía con vida, lo que llevó a que pudiera continuar respirando.

Etiquetas:
Cargando más noticias...