15/06/2019 | 5.9ºC Concepción |
ACTUALIDAD CULTURA DESTACADO

Con más de 8.000 piezas cuenta el Museo Stom en Chiguayante

Más de 8.000 piezas fueron catastradas en las colecciones que guarda el Museo Stom de Chiguayante. Un equipo de ocho profesionales, expertos en conservación, antropología y museología, inventarió la mayor parte de la muestra, incluyendo las tres colecciones declaradas Monumento Nacional en 2015, que corresponden a la platería y textiles Mapuche y las Cerámica de Lota.

La ejecución del proyecto “Libro Inventario Museo Stom” permitió a la Fundación Museo Stom, tener un catastro exacto de lo expuesto en la actualidad.

“Este inventario nos da luces de lo extenso de las colecciones y las posibilidades de conservación necesarias para robustecer las condiciones de protección del patrimonio material e inmaterial, así como las exposiciones itinerantes que se plantean ejecutar. Contar con esta claridad abre muchas posibilidades para los gestores de este espacio”, señaló la Seremi de las Culturas, Paulina García.

En noviembre del año pasado se anunciaba el cierre definitivo del Museo Stom fundado en 1988 por Tomas Stom Arévalo, aduciendo que ya no tienen la misma realidad financiera como para continuar asumiendo el cien por ciento de los costos.

Fue así como la Seremi de las Culturas del Biobío financió la primera etapa del proceso de inventario del museo, vía Convenio de Transferencia con la Fundación, entregando los recursos (6 millones de pesos) para contratar al personal especializado para desarrollar esa labor.

APORTE AL PATRIMONIO

Valentina Valencia, conservadora y Directora del Parque Pedro del Río Zañatu, es la encargada del equipo que cuantificó las colecciones.

Explicó que “hasta ahora, dentro de la colección hay 8.014 piezas catastradas, lo que corresponde sólo a lo que actualmente está en exhibición y los textiles mapuche y pehuenche que se encuentran en un depósito para su conservación. useo son la educación, conservación y difusión”, enfatizó.

Por su parte, Tomas Stom, presidente de la Fundación Cultural, indicó que “en las condiciones actuales económicas mías y de la fundación el museo no podría seguir. Esperamos que Impuestos Internos y la Tesorería tomen conciencia de que esto es un museo, un centro educacional y cultural, que muestra el patrimonio de Chile y que revalúen el impuesto que debo pagar por concepto de contribuciones.

Agregó que “Los museos en Chile y en el mundo no pagan este impuesto. Hay un error y hay que corregirlo”.

Más de 2.000 objetos quedan aún guardados en bodega.