23/08/2019 | 10ºC Concepción |
ECONOMÍA NACIONAL POLÍTICA

Ministro de Hacienda tras bajo crecimiento económico: “Estamos confiados en que la economía va a recuperar fuerzas”

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se refirió al crecimiento económico del primer trimestre de 2019, el cual llegó a 1,6%, cifra menor a las expectativas del 1,8% que esperaban los analistas.

Según informó El Banco Central este lunes, la actividad económica creció un 1,6% con respecto al mismo período del 2018. Por su parte, la demanda interna creció 2,8%, por sobre el crecimiento del producto interno bruto (PIB).

A raiz de esto, el ministro de Hacienda explicó que la cifra “nos revela un crecimiento moderado, bastante moderado, un 1,6%. Hay una revisión de los Imacec de los meses de enero a marzo y, como hemos dicho varias veces, este año vamos a ir de menos a más”.

“No estamos satisfechos con este crecimiento, pero estamos convencidos de que la economía se va a recuperar con fuerza, especialmente durante el segundo semestre de este año”, dijo el secretario de Estado, desde el Palacio La Moneda.

“Esto ocurre en un escenario en que hemos tenido cuatro revisiones a la baja de la proyección de crecimiento para la economía mundial, un escenario en el que estamos enfrentando las consecuencias de la guerra comercial entreEstados Unidos y China. Por tanto, es un escenario complejo, exigente”, agregó.

Sin embargo, a pesar de la situación, Larraín está confiado en cumplir el objetivo trazado. “Yo duermo como un niño“, afirmó.

“Hay que mirar un poco el contexto en lo que esto está ocurriendo y lo que está pasando en algunas de las economías vecinas de América Latina, que están viviendo problemas serios y dentro de esto, la economía chilena está con un desempeño que realmente sobresale”, concluyó el ministro.

El resultado del PIB ajustado no mostró variación con respecto al trimestre anterior. La mayor incidencia negativa provino de la minería, actividad que anotó también la mayor caída trimestral.

En tanto, la actividad no minera creció 0,5%, donde destacaron las incidencias positivas de servicios empresariales y personales y las negativas de la industria manufacturera y agropecuario-silvícola-pesca.