Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Hasta un 50% de ahorro en el hogar se podría dar con calefacción eficiente durante el invierno

Fotografía: Seremi de Energía.

Publicado por Ramírez

30/04/2019 00:23:26

En invierno, uno de los mayores gastos del hogar corresponde a los consumos por calefacción. En términos monetarios el gasto por este ítem para todo el período invernal bordea los $200.000 para una vivienda promedio, e incluso se puede superar cuatro o cinco veces esta cifra (llegando a más de un millón de pesos), dependiendo del tipo de combustible y la eficiencia del equipo que se utilice.

Una vivienda promedio en Chile (77mts2) consume alrededor de 10.000kWh al año de energía, de esa energía un 56% es destinada a calefacción. Si hacemos la diferencia por zona norte, centro y sur, el gasto de energía para calefacción es aún más relevante en el sector sur del país, llegando a representar más del 80% del gasto energético. Esta situación se acentúa en los meses más fríos, donde el consumo aumenta a más del doble comparado con el consumo en meses cálidos.

Pero, a pesar del gran gasto que puede significar calefaccionar, existe un número importante de medidas que se pueden implementar para disminuir estas cifras en un 50%. Una forma de mitigar la perdida de calor es la aislación térmica de las viviendas.

A través de un reacondicionamiento térmico, el cual consiste en el sellado de puertas y/o ventanas, mediante cintas aislantes, sellos o burletes, que en el mercado tienen un valor aproximado a los $3.000, se pueden generar ahorros de un 20%.

“Es relevante que nos preparemos para este invierno mediante una correcta aislación térmica, a través de una muy baja inversión, podemos generar mejoras considerables en el confort y ahorro energético. Al sellar nuestras puertas y/o ventanas de forma correcta podemos ahorrar en promedio $20.000 al año, y lo más importante, evitaremos la entrada de aire frío y la pérdida del calor”, explicó el Seremi de Energía, Mauricio Henríquez.

CALEFACTORES

Otra manera de generar ahorros y prepáranos para las bajas temperaturas, es mediante la revisión y mantención de los calefactores, estufas a parafina, gas licuado, entre otras, porque solo su uso eficiente permitirá que los equipos no generen pérdidas caloríficas y monetarias.

De igual forma, es relevante que utilicemos de forma correcta la leña, porque cerca del 80% de la población de la Región del Biobío se calefacción con ella. La leña seca puede llegar a generar hasta un 20% más de energía que la húmeda, mientras más secas sea nuestra astilla mayor es el ahorro y menor la contaminación atmosférica, porque lograremos reducir el material particulado al tener una combustión completa.

La forma en cómo las personas deciden calefaccionarse pasa por varios factores, hay temas económicos, medioambientales, geográficos e incluso culturales, a veces se prefiere un tipo de calor por sobre otro. Por lo que no existe una “única” solución de calefacción, o un tipo de calefactor o combustible indicado, todos tienen ventajas y desventajas.

Cargando....