Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Heladerías explicaron que sumarios sanitarios de 2018 por deficiencias sanitarias fueron subsanadas

Concepción- Agencia Gradual Ltda. Todos los Derechos Reservados

Publicado por Andrés Espinoza

31/01/2019 15:27:22

Las heladerías del Biobío que en 2018 fueron objetos de sumarios sanitarios por la presencia de coliformes, en algunos con presencia de scherichia coli (fecales, caca) y algunas cepas de enterobacter y klebsiella salieron a entregar su versión luego que se revelara un informe de la seremi de Salud del Biobío, los procesos a los que fueron sometidas tras encontrar deficiencias sanitarias.

La nómina publicada por el organismo y que en su totalidad subsanaron sus problemas por lo que continúan funcionando contempla a:

  • Yogen Fruz, Barros Arana 1068, Concepción
  • Helados Igloo, Manuel Montt 1109, Tomé
  • Heladería, Mariano Egaña 1030, Tomé
  • Fuente Alemana, Prieto 471, Concepción
  • Montero Flores y Cía. Ltda. O’Higgins 2635, Chiguayante
  • Lucerna, Tucapel 954, Concepción
  • Heladería, Lautaro 193, Coronel
  • Hazel, Las Violetas 1782, San Pedro de la Paz
  • Restaurante Las Rocas de Leufu, Saavedra 262, Lebu
  • Rometsch, Barros Arana 685, Concepción
  • Yogen Fruz, Avda. Jorge Alessandri 3177, Talcahuano
  • Youserv, Jorge Alessandri 3177, Talcahuano

Empresarios Locales

Los primeros en salir a explicar esta situación fueron los propietarios de Rometsch. Su propietaria Astrid Reissenegger, detalló:

“Fue un producto que me llegó de Santiago y llegó abierto y erróneamente lo usó la persona que fabrica los helados porque necesitaba fabricarlo y lo usó y no hay certeza de que esa muestra tiene que haber venido contaminada de afuera”.

Agregó que “a raíz de esto yo contraté asesoría externa para subsanar este tema ya que obviamente es grave y lo que menos quiero yo es que se enferme la población, y lo que más quiero es que haya una inocuidad alimentaria y la gente pueda ir a los café a consumir tranquilamente. Esto quedó resuelto en febrero (del 2018)”.

65 años de tradición

En el listado también aparece la emblemática Lucerna. En este caso, su dueño Jorge Sverlij, explicó que:

“Lo que pasó el año pasado se subsanó en dos días, fue que una máquina de proceso no llegó a su punto alto de calentamiento, pero jamás con coliformes fecales. Fue una falla de una máquina que estaba contaminado, pero no con feca, sino con otra bacteria y paramos dos días de producir en octubre”.

El histórico empresario del rubro añadió que “llevamos 65 años y nunca hemos tenido una intoxicación y fue algo fortuito de ese año”.

Por su parte Yogen Fruz, con sumarios por presencia de coliformes, indicó que "en abril de 2018, la Seremi de Salud efectuó muestreos habituales a nuestros locales, iniciando un sumario sanitario que ya fue subsanado en su totalidad. Se trató de un parámetro que estuvo sobre la norma de coliformes totales, no fecales".

A eso sumó que "en ningún caso es posible hablar de heces, caca o fecas, pues para ello se habría requerido un análisis de laboratorio específico que la autoridad sanitaria no ha realizado". 

Fiscalización de rutina

A través de redes sociales la Fuente Alemana expuso que todas las observaciones planteadas hace un año fueron rectificadas.

"Fuente Alemana no registra contaminación por coliformes fecales, deposiciones humanas o animales en sus helados de fabricación propia, como tampoco en ninguno de los productos confeccionados cuidadosamente", precisa el comunicado.


Cargando....