Cerrar Publicidad (10s)

Matías Altamirano (17), joven penquista, fue el primer beneficiado con un implante coclear vía Ley Ricarte Soto, y le permitirá en un plazo estimado entre 6 meses y 1 año, recuperar casi en su totalidad el sentido de la audición.

Cuando él tenía 7 años, sufrió una meningitis. Afotunadamente sobrevivió pero lo dejó con la secuela de hipoacucia aguda, lo que lo llevó a perder completamente la audición. Tras ser operado hace un mes por el equipo experto del Hospital Regional de Concepción hoy fue encendido el aparato que le permitió volver a oír.

El "Matí", aún emocionado dijo con cierto grado de dificultad todavía, que “me conformé con sólo escuchar un poquito de sonido, me siento muy feliz de volver a escuchar”.

Matías tiene un sueño, es fanático de la Universidad de Chile, y ahora que volverá a escuchar casi de manera normal, reveló que sueña con ir al estadio para escuchar como canta la barra de Los de Abajo, hinchada del equipo de sus amores.

El doctor Ricardo Alarcón, otorrinolaringólogo, jefe del programa de implante coclear, detalló que “los pacientes que son candidatos para usar implante coclear son los pacientes sordos a los cuales ni siquiera el audífono les permite escuchar, son pacientes que tienen sorderas profundas de distinta naturaleza”

Añadió “previo a la instalación del implante hay todo un proceso donde nosotros evaluamos aspectos desde el punto de vista anatómico, la naturaleza de la sordera, su red de apoyo, su condición psicológica, las expectativas que tienen, y luego de eso son postulados a la ley Ricarte Soto”.

Su madre, Claudia Vivar, señaló que está “muy feliz porque por fin pudo tener un implante después de tantos años esperando y que pueda escuchar. Mi corazón estaba que salía, fue una emoción muy grande”.

Cargando más noticias...