Cerrar Publicidad (10s)

Tras el hallazgo del cuerpo descuartizado de Alexis Chandía, una joven de 17 años, al interior de una bolsa en una acequia en la comuna de La Pintana, fue su hermano quien se habría entregado a la PDI confesando el brutal crimen. Según se informó, la víctima tenía sus ojos vendados y sus cuatro extremidades amputadas.

Durante la investigación del caso, se han conocido impactantes detalles de qué es lo que habría ocurrido antes del lamentable desenlace. Se indicó que Alexis vivía junto a su pololo; su hermano, Áxel de 18 años y la pareja de él, que tenía 17.

Según consigna Diario La Tercera, el día 15 de marzo los hermanos habrían peleado por una polera. El sujeto golpeó a la menor de edad con un objeto contundente y, al darse cuenta de que le habría causado la muerte, decidió cortar el cuerpo.

Según se indicó, la víctima habría increpado a su cuñada por tener esa prenda de ropa que era de ella, sin su permiso. Ante ello, Áxel quien habría defendido a su polola, terminó matando a su hermana tras golpearla con un bate.

La madre, Katherine Parra, indicó que ambos eran muy unidos y que estaban de cumpleaños con un día de diferencia. Ella nació un 6 de agosto y él un 5. “(…) Así los veía yo, unidos”, consigna La Tercera, en donde añadió que “no lo puedo entender. (…) Áxel daba la vida por su hermana y ella también por él. Tiene que haber otro tema, otra cosa”.

Según indicó la mujer, las drogas habrían causado un grave daño en la familia. Indicó que su hijo habría estado fumando pasta base. “Él consumía Clonazepam, creo que lo mezclaba con bebidas, con alcohol, con otras cosas, no sé, tal vez marihuana”, dijo. Sobre a Alexis, afirmó que ella consumía marihuana, que “tenía sus plantas bonitas y yo la dejaba que las tuviera, pero no le gustaba el trago ni ninguna cosa fuerte, no era lo mismo que el Áxel”.

Imputados por el caso se encuentran el hermano de la víctima y su polola. Arriesgan penas de presidio mayor en su grado máximo o presidio perpetuo.

Cargando más noticias...