Cerrar Publicidad (10s)

Cerca de 160 alumnos de 4 cuartos medios del entonces colegio Pedro del Río Zañartu de Hualpencillo, en 1984, aún perteneciente a la comuna de Talcahuano, no pudieron cumplir con el rito de tener una ceremonia de licenciatura, debido a una ofensa contra la bandera chilena cometida en plena Dictadura.


Cuenta la historia que en pleno periodo de protesta de estudiantes que se revelaron contra el Gobierno Militar, un alumno, hasta ahora desconocido, tomó el pabellón patrio y corrió hasta el excusado y sumergió la bandera en una taza del baño.


Ese hecho, fue denunciado por la directora de la época a las autoridades, las que determinaron como sanción que al no tener un responsable claro el castigo era para todos por igual: no habría licenciatura en el establecimiento.


“Yo lo único que recuerdo es que nos dijeron que no había licenciatura, pasó esto, pasó esto otro y no vamos a tener nuestra licenciatura. Uno como joven no le toma mucha importancia a ese tema, hasta que llega el momento de preguntar qué pasó y lo único que te dicen es que no hay”, comentó Luis Barra, ex alumno del liceo a TVU Noticias.


Fue una situación compleja y que a raíz de las conocidas consecuencias de elevar una voz en contra, los profesores nada pudieron hacer. “Esto ocurre en tiempos difíciles, estábamos en plena dictadura y ese hecho se lo atribuyeron en realidad a un tema en contra de las autoridades de la época y por esa razón es que se toma la decisión sin un diálogo con nosotros los profesores, no fuimos tomados en cuenta para poder aportar y revertir la situación para haber buscado una solución concreta”, dijo al noticiero universitario Ivonne Cuevas, profesora de la época quien años más tarde se convirtió en directora.


Del total de 160 alumnos, un número importante sigue en contacto, es así como se decide organizar una ceremonia simbólica. “En una conversación aparece el tema y dijimos hagamos la licenciatura y usted ve que estamos en los preparativos, así es que esperamos que salga todo bien, como un acto de desagravio tal vez, no sé, y quedar en paz y cerrar el ciclo que ellos no han podido cerrar”, añadió Cuevas.


Al momento son 30 confirmados los que asistirán. Un gran número está fuera de la ciudad y algunos ya partieron de este mundo. Sobre quién fue el responsable del acto que deriva en el castigo, aún nada se sabe de manera certera. “Es parte del anecdotario, no importa qué o quién fue el culpable, a nosotros lo que nos interesa es que nos vamos a poder licenciar y nos vamos a juntar con nuestros compañeros y podremos hacer lo que hace 33 años no pudimos hacer”, confesó Barra.


La ceremonia tendrá lugar este miércoles 13 de diciembre a las 10:30 horas en el Liceo Pedro del Río Zañartu de Hualpén, exactamente 33 años después de cuando debió ocurrir inicialmente.

Cargando más noticias...