Cerrar Publicidad (10s)

El pasado 25 de noviembre ocurrió una desgracia que enlutó a 11 familias de Tirúa, luego que el bus en el que retornaban a casa luego de un intercambio cultural de medicina mapuche en Lonquimay, volcara en la Ruta CH 181 y fallecieran algunos en el mismo lugar, y el último días después en el hospital.


Tras esa situación se revisaron las situaciones contractuales con la empresa Flota Clacort descubriendo varios incumplimientos, entre ellos que la máquina volcada no era la misma que se había licitado, el retraso en casi 1 hora en el horario de salida y una serie de irregularidades que llevan al municipio a emprender acciones civiles.


La mañana de este lunes, el alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, y el asesor jurídico del municipio, Eugenio Gómez, solicitaron al primer juzgado civil de Talcahuano una medida prejudicial precautoria por cerca de 170 millones de pesos. La intención, explicó la autoridad, es que la justicia impida que el propietario de la empresa se desprenda de su patrimonio antes de enfrentar la demanda por daños y perjuicios.


A la vez se dejó en claro que solicitaron extender a 30 días el plazo para interponer la demanda civil, única acción judicial que puede realizar la entidad edilicia, lo que lamentan, ya que los encargados de buscar justicia deben ser los familiares de los fallecidos.

Cargando más noticias...