Cerrar Publicidad (10s)

La Comisión de Libertad Condicional de la jurisdicción Concepción culminó el pasado viernes -21 de abril- su primera sesión del año, en la que aprobó 130 de un total de 243 solicitudes de los condenados de los centros penitenciarios de las provincias de Concepción, Biobío y Arauco.

 
La instancia fue encabezada por la ministra de la Corte de Apelaciones de Concepción Valentina Salvo y contó con la participación de los magistrados Claudia Vilches, del Juzgado de Garantía de Concepción; Raúl Martínez, del Juzgado de Garantía de Talcahuano; y Cristián Gutiérrez y Marcela Norris, del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción. El secretario de la Corte, Gonzalo Díaz, actuó como ministro de fe.

 
Esta entidad es regida por el Decreto Ley Nº 321, que también establece los requisitos para otorgar el beneficio de la libertad condicional: a) cumplimiento efectivo de la mitad de la condena que se le impuso por sentencia definitiva; b) haber tenido conducta intachable en el establecimiento penal; c) haber aprendido un oficio si hay talleres donde se cumple la condena y d) haber asistido con regularidad a las escuela y conferencias educativas del penal.

 
El presidente de la Corte de Apelaciones, Hadolff Ascencio, explicó –en su calidad de vocero del Poder Judicial en la zona- que la decisión de las 130 libertades concedidas se basa en criterios objetivos y que significa una serie de obligaciones para cada beneficiado, como quedar a cargo de un delegado de Gendarmería que supervisa su reinserción, además que –en el caso de cometer otro delito- así como debería cumplir una eventual nueva pena, se le revoca la libertad condicional.

 
“Las personas que recibieron el beneficio fue por unanimidad; en tanto, a quienes no se les otorgó se debió a que la comisión estimaba que no cumplían el requisito del mínimo de tiempo cumplido de la pena a la que fueron condenados”, dijo Ascencio.

Etiquetas:
Cargando más noticias...