LOBO MARINO CON HERIDA PROVOCADA POR SOGA SE RECUPERA SATISFACTORIAMENTE
La presencia de animales marinos heridos con elementos de redes de pesca, es un hecho cada vez más frecuente. Así lo han constatado los habitantes y turistas en Talcahuano, donde un enorme lobo marino deambuló por meses con un elemento de amarre en su cuello, lo que le ocasionó una evidente herida.
Leer También: Choreros están preocupados por estado de salud de lobo marino

Desde Sernapesca, organismo encargado de resguardar las especies marinas protegidas o en veda, como el caso del lobo marino común, señalaron que efectivamente en diversas regiones del país, como en Iquique, Valparaíso y Los Ríos, se han registrado lobos en similares condiciones. “Los lobos marinos se aproximan a zonas de pesca en busca de alimento, entonces hay un riesgo permanente de “enmallarse”. Dependiendo del tamaño del animal, de su ubicación, de la magnitud de su herida y del comportamiento, nosotros podemos socorrerlo o no”, sostuvo Carlo Navarro, Jefe de Acuicultura de Sernapesca Biobío.

Una compleja maniobra

En el caso del lobo marino del sector la Poza, Navarro indicó que realizaron más de 10 operativos especiales junto con la Armada para desenmallar al animal, pero la maniobra era muy compleja. “Este lobo marino mide 2,7 metros y pesa más de 300 kilos. Pese a que tenía una herida visualmente impactante, siempre se mantuvo muy activo, alimentándose con regularidad y nadando con fluidez”, sostuvo el también coordinador del equipo de rescate de fauna marina regional.

En los diversos intentos por desenmallar al ejemplar, el elemento de amarre se fue soltando y deshilachando. “Funcionarios de la Capitanía de Puerto de Talcahuano nos avisaron que hace unos días el lobo apareció sin el amarre al cuello”, indicó Navarro. “Hemos realizado seguimiento a este ejemplar, y evoluciona satisfactoriamente. Su herida está en proceso de cicatrización natural, mejorando su bienestar y fuera de riesgo vital. Como es un lobo de grandes dimensiones, no es posible trasladarlo a alguna clínica veterinaria”, explicó el profesional.

Lamentablemente frecuente

Desde Sernapesca informaron que la ciudadanía debe tener conocimiento de que estos casos son frecuentes,  “nuestra experiencia nos dice que numerosos casos de enmallamiento, especialmente aquellos en los que el ejemplar sigue realizando su vida en forma normal, finalmente se resuelven solos y en forma espontánea”, sostuvo Mauricio Ulloa, Jefe Nacional de Rescate de Fauna de Sernapesca.

Ulloa agregó que “los animales silvestres pueden tener comportamientos agresivos en aquellos casos que las personas se acerquen a molestarlos, por lo tanto, las personas deben aprender a convivir sanamente con la fauna marina respetando  la distancia de avistamiento de 50 metros, acorde a la normativa vigente y de no respetarla se exponen a multas que van desde los 3 a 300 UTM.