Se reunieron con el Papa Francisco tras los escándalos de abuso sexual y encubrimiento que afecta a la iglesia Católica en Chile.

Una reunión esperada, donde se busca que existan medidas, sobretodo con el obispo Barros de Osorno, quien es acusado de cubrir los abusos de Karadima. En los próximos días se debían conocer los pasos del Papa Francisco, pero una noticia dio un vuelco total en el caso.

Todos los obispos de Chile renunciaron a sus cargos, presentando su intención al Papa. Ahora la iglesia deberá determinar si aceptan o no estas renuncias, algo que se conocerá en los próximos días.

Compartir