Que 20 de los 28 hospitales del Biobío estén con su sello vencido, y otros 8 no mantengan información en la página de la SEC no es una cuestión focalizada en el Biobío.

El Superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila, explicó que “la señal de sellos de colores es una política pública hacia los propietarios de que deben revisar su instalación pero los casos de riesgo se cortan, qué significa eso, que más de 3 mil instalaciones al año quedan sin suministro motivo de haber encontrado una situación de riesgo”.

Añadió que “la normativa es muy clara al señalar que son los propietarios de centros comerciales, viviendas, hospitales, colegios los que deben llevar adelante la validación de condición de la instalación de gas”.

En una reunión de coordinación para velar por la seguridad en los recintos asistenciales públicos de la provincia de Concepción se trató la preocupante situación de los hospitales, ya que ninguno está con su sello verde de gas al día.

A raíz de esta situación es que se implementará una solicitud expresa para poner al día a los centros asistenciales, cuestión que venía pidiéndose desde antes de la explosión en el Sanatorio Alemán.

“Antes que ocurriese el incidente trágico desde el Servicio de Salud Concepción se emanó un ordinario solicitándole a todos nuestros recintos hospitalarios de atención terciaria, secundaria y primaria un informe de la situación de todos los documentos que tienen que estar vigentes porque nosotros evidentemente estamos preocupados”, explicó el director subrogante del Servicio de Salud Concepción, Carlos Grant.