Dos escuelas de la comuna fueron reconocidas con la excelencia académica por sus resultados en el Simce, que sobrepasan por varios puntos el promedio de la localidad ubicada al borde del Río Biobío.
Se trata de los establecimientos de La Palma y de Ranguel, esta última destaca además porque tiene como único profesor a Carlos Contreras, quien hace cinco años se hizo conocido por trabajar durante siete meses sin recibir su sueldo, luego de que la sostenedora del establecimiento particular subvencionado rural en el que enseñaba muriera.
La escuela de ese entonces terminó cerrando, pero él en vez de rendirse siguió luchando por la educación rural y en 2014 aceptó ser docente en la Escuela Básica de Ranguel, una pequeña localidad perdida entre los cerros a 35 kilómetros de Hualqui que no tiene agua potable y apenas señal de celular.
El profesor, que tiene a su cargo en la única sala del establecimiento a 14 estudiantes de primero a sexto básico, expresa que su motivación es equiparar las oportunidades de un niño de campo con uno de ciudad y agrega que “desde 2015 que tenemos bueno resultados en el Simce. Siempre estoy educándome y buscando nuevas estrategias para entregárselas a los alumnos”.
La escuela del profesor Contreras, obtuvo 335 puntos en la prueba de Lenguaje y 330 en la de Matemáticas en el Simce de sexto el año pasado. Para el alcalde de la comuna, Ricardo Fuentes, esta historia, así como la del establecimiento de La Palma “refleja la vocación de servicio público de los profesores y el trabajo en educación que lleva adelante la comuna.