Con una rogativa se inauguró en San Pedro de la Paz el primer barrio pensado en el pueblo Mapuche en Chile. “Ruka Colimapu” en mapudungún “casa en tierra roja” se llama la villa que tiene 222 inmuebles, calles con nombres de los fundadores, dos sedes sociales y hasta una cancha de palín.

Un proyecto inédito, que se concretó tras más de 7 años. Roxana Lipillan secretaria del comité “Ruka Colimapu” señaló: “Este proyecto es emblemático, también va a ser una población histórica, porque no siempre se consiguen tantos recursos para poder ejecutar una obra así. El estado de Chile tiene una deuda con el pueblo Mapuche urbano y aquí la vemos que si está cumpliendo”.

Son dos tipos de casas pareadas de 51,71 y 57,28 metros cuadrados respectivamente. “Gran parte de las familias pertenecen a los pueblos originarios, pero también hay otras que no lo son y quizás eso también hace mucho más atractiva esta obra, aquí subyace de manera muy clara los conceptos de integración social y cultural”, sostuvo el Seremi de Vivienda y Urbanismo del Biobío Jorge Arévalo.

Un anhelo de años reconoció Angélica Antilef, una de las beneficiarias y quien llegó con una vestimenta típica a recibir sus llaves, sosteniendo: “Si nos damos cuentas el pueblo está marginado más que nada por todas las cosas que han pasado, por lo mismo es un orgullo estar acá dentro de la comunidad y tener algo que es de uno, que sea del pueblo Mapuche”.

Reconocimiento a la historia

El conjunto habitacional se encuentra a un costado de la ruta 160 que une San Pedro de la Paz con Coronel, donde de las 222 viviendas que contempló esta primera etapa, 84 pertenecerán a familias Mapuches, quienes recibieron las llaves de su casa propia tras años soñando con este momento.

Un reconocimiento a la historia dijo el alcalde de San Pedro de la Paz Audito Retamal: “Al sur del río se desarrolló la guerra de Arauco durante muchos años y este pueblo no se puede dejar de reconocer, sus características y su cultura, no se pueden perder. Al sur del Biobío está la cultura Mapuche”.