Revisado por Saku

Plataforma: PlayStation 4 Pro

La fiebre por Dragon Ball ha vuelto con lo que probablemente sea su más espectacular encarnación, con una serie que desborda popularidad entre chicos y grandes, y un juego que sin haber salido siquiera, ya había sido premiado como uno de los más anticipados para este año.

Anunciado en la E3 2017 durante la conferencia de Microsoft, no sabíamos lo mucho que necesitábamos un juego como Dragon Ball FighterZ hasta que lo vimos, y las cosas sólo fueron mejorando. Con el anuncio de ArcSystemWorks a la cabeza del desarrollo, reconocidos creadores de franquicias excepcionales en juegos de pelea, FighterZ logra capturar la esencia de su material fuente y la imprime de manera sublime en un competitivo juego de combates 2D.

Superficialmente, Dragon Ball FighterZ es un juego de peleas 3 versus 3, bastante parecido a interacciones anteriores de la saga Marvel vs Capcom. Los jugadores pueden elegir 3 peleadores de un total de 24, incluyendo clásicos como Goku, Vegeta y Gohan, hasta personajes del universo Super cómo Bills, Hit y Black Goku, pero lo que primero atrapa la vista de un fan, es la propuesta visual.

Visuales

Dragon Ball FighterZ fue concebido en Unreal Engine 4 y bajo la mano del Red Team de ArcSystemWorks, ofreciendo una estética muy parecida a lo que vemos en la saga Guilty Gear, personajes hechos en 3D, con efectos que los hacen ver 2D en la pantalla, definido por los creadores cómo “2.5D”.

Como si no fuera suficiente, FighterZ está hecho con un cuidado excepcional, ya que los creadores han recreado posiciones y movimientos directamente desde el manga creado por Akira Toriyama, siendo de esta manera una verdadera carta de amor a los fans, tanto antiguos como nuevos.

La espectacularidad al momento de combatir, el carisma con el que se desenvuelve y la sensación de poder con la que el jugador es recibido es extremadamente satisfactoria, permitiendo un disfrute tanto del jugador, como del espectador al momento de llevar una partida.

Jugabilidad

Dragon Ball FighterZ peca de ser un juego de pelea más sencillo que el resto, ofreciendo sólo 3 botones de pelea (Golpes livianos, medios y pesados), además de acceso facilitado a comandos como ataques especiales, arremetidas y cambios de personaje.

Por supuesto, nada de esto significa que la profundidad de un juego de pelea no esté presente, ya que, si bien el tutorial explica de manera bastante sólida los comandos básicos, hay mucho por ampliar en el estilo de juego ideal, y en las mecánicas que se ofrecen al jugador.

Finalmente, esta receta permite tanto a jugadores experimentados en el género, cómo simples fans de la saga, tener una experiencia entretenida sin mayores límites de habilidad o práctica.

Historia

El modo historia que se nos ofrece relata hechos, que si bien no canónicos a la saga, si están insertos en el universo de Dragon Ball, siendo incluso coherentes con lo que hemos visto en otros materiales como la serie de televisión y el manga. La narración toma lugar en 3 partes, héroes, villanos, y un tercer capítulo oculto que no queremos adelantar a los lectores, ya que se desbloquea al momento de terminar los dos primeros.

Lamentablemente, el modo historia es, probablemente, el punto más débil de Dragon Ball FighterZ, ya que, si bien ofrece una historia interesante, los diálogos son lentos e incluso pueden llegar a ser aburridos, además de la gran cantidad de peleas, y un sistema de niveles que después de un rato se tornan tediosas y denotan la necesidad de rellenar algo que realmente no necesitaba extenderse tanto, pero que culmina en un satisfactorio final (¡Y un personaje extra!).

Una de las preocupaciones más grandes con Dragon Ball FighterZ en este momento, es su modo online, aun ofreciendo servidores administrados por un equipo experimentado como lo es Bandai Namco y ArcSystemWorks, buscar oponentes online toma una gran cantidad de tiempo, y muchas veces debemos conformarnos con oponentes que tienen malas conexiones, mermando dramáticamente la experiencia de juego.

Finalmente, FighterZ es un juego redondo y extremadamente satisfactorio. La accesibilidad que permite a todo tipo de jugadores, lo transforman en un título que no puede faltar en las bibliotecas de juegos familiares, o para un grupo de amigos. Todo lo que podíamos pedir de este título, desde su anuncio el año pasado, cumplió las expectativas a cabalidad, y no dudamos que este vaya a ser un gran año para una franquicia que, esperamos como fans, siga entregándonos entretención por muchos años más.

Review desde una versión de retail que fue adquirida por el escritor. Esta revisión no fue patrocinada y las opiniones vertidas no fueron distorsionadas de ninguna manera.