Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y evitar riesgos de accidentes, las siete empresas que operan en la región y que ofrecen servicios de telefonía, cable y televisión, firmaron un convenio con la seremi de transportes y telecomunicaciones para hacer el retiro del cableado en desuso de las comunas de Penco y Chiguayante.

La idea es mitigar la descontaminación visual que estos cables generan.

Si bien no se tienen cifras exactas sobre la cantidad de cables que se retirarán al menos ya se trabaja con los municipios para identificar los puntos más críticos y así iniciar gradualmente el retiro del cableado.

Iniciativa que incluso llevó a que tanto la Municipalidad de Chiguayante como Penco desarrollaran una ordenanza municipal para regular, fiscalizar y multar a las empresas que no cumplan con la extracción de los cables de aquí en adelante.

En tanto, se espera que este convenio se aplique gradualmente en toda la región.