Un enorme árbol de Navidad fue instalado ayer en la Plaza de los Tribunales de Concepción. La estructura generó gran asombro entre los penquistas que lo vieron encenderse ayer por la noche, sobre todo porque sus luces están alimentadas sólo con la energía de pilas alcalinas.

El árbol de 11 metros de altura está iluminado con más de 5 mil luces LED, que funcionan con 300 pilas doble AA de Duracell y que serán debidamente dispuestas en un vertedero por la empresa cumpliendo el compromiso que hizo con el municipio y sus requerimientos ambientales.

Su emplazamiento fue organizado por la municipalidad de Concepción y la empresa Duracell, no sólo con la finalidad de embellecer la ciudad y generar un espacio familiar, sino que también busca promover la eficiencia energética.

Para Alejandro Toro, gerente general de Duracell, este tipo de actividades “nos permiten estar cerca de la comunidad en una fiesta tan tradicional e importante como la Navidad, iluminando a cientos de familias de Concepción que esperamos disfruten de un momento inolvidable junto a este gran árbol que los acompañará hasta el 26 de diciembre”.

“Este es un esfuerzo público privado que nos permite llamar a celebrar estas fiestas en familia, sin olvidar además el mensaje de la sustentabilidad con una ornamentación llamativa y moderna en pleno centro de nuestra ciudad”, destacó el alcalde Álvaro Ortiz.