Como un importante fallo calificó Fiscalía, la resolución que obtuvo la fiscal Carla Hernández al lograr que el Tribunal Oral en lo Penal de Concepción condenara por tráfico de drogas, posesión y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones la líder de un grupo delictual y otras tres personas. La mujer, identificada como a Francisca Barra Carrasco, se cuidaba de no tener ni las sustancias ilícitas ni las armas en sus manos para evitar ser detenida, por lo que encargaba estas especies a terceros, quienes las guardaban en sus hogares y en el caso de la droga, además la vendían.

La fiscal pudo acreditar que la mujer manejaba el negocio. Para ello, le pidió a Valentín Navarrete Cáceres y Silvia Aróstica Araneda que guardaran pasta base y cocaína en su casa de San Pedro de la Paz. Ambos fueron condenados por tráfico de drogas. En este domicilio, en un bolso y dentro de un pañal de guagua fueron encontradas 10 bolsas con 295,86 gramos brutos de cocaína base, y dentro de un calcetín, otra bolsa con 23,62 gramos de cocaína.

La droga guardada por Valentín Navarrete y Silvia Aróstica era de propiedad de Francisca Barra, la que daba “instrucciones personalmente y de forma telefónica, pidiéndoles la entrega y distribución de determinadas cantidades de droga a los compradores”, explicó la fiscal Carla Hernández en su acusación.

Asimismo fue condenado Pablo Esparza Carrasco por posesión y tenencia ilegal de arma de fuego, y posesión y tenencia ilegal de municiones. Al igual que los otros, éste seguía instrucciones de la mujer líder, quien le ordenaba trasladar las armas y chalecos antibalas desde su domicilio de Pedro de Valdivia Bajo a San Pedro de la Paz cuando era necesario.

El Ministerio Público está pidiendo tres penas que suman más de 20 años de cárcel para Francisca Barra, 10 años y un día de presidio para quienes le cuidaban la droga y 4 años para el hombre que escondía las armas. La lectura de sentencia será este sábado a las 12 horas.