Profundo dolor existe en Concepción tras el fallecimiento de Carlos Martínez González, el kinesiólogo del Cesfam de Tirúa que se mantenía grave, tras el volcamiento del bus al regreso de un viaje intercultural entre la comunidad mapuche con la que trabajaba. El joven profesional era conocido y querido en la capital penquista, especialmente en los barrios Lorenzo Arenas y Lomas de San Sebastián, en donde vivió.

Según contaron sus amigos cercanos a Sabes.cl Carlos fue alumno del Kingston College de Concepción y posteriormente cursó sus estudios superiores en la Universidad San Sebastián. Fue recordado como un fanático del fútbol, jugador amateur e hincha de la Católica. Además, destacaron la solidaridad que demostraba siempre por el prójimo.

Durante los últimos años, Carlos estuvo viviendo en Tirúa, por su trabajo en el Centro de Salud Familiar de dicha comuna, pero viajaba frecuentemente a Concepción para compartir con su familia y con todos los amigos que hizo a lo largo de su vida.

El querido kinesiólogo se encontraba internado en riesgo vital en el Hospital de Temuco desde la tarde del accidente. “Estaba con un politraumatismo producto del accidente y a pesar de que se hizo lo humanamente posible, con todo lo tecnológico disponible en el recinto, lamentablemente el paciente falleció”, señaló a su vez el seremi de Salud de la Araucanía, Carlos González.

Su cuerpo será escoltado durante la tarde de este martes hasta Tirúa en donde sus compañeros de trabajo le rendirán honores tal como se hizo con las otras víctimas. Posteriormente será trasladado a Concepción, en donde se realizará su funeral.