“El 80% de lo que se aprende en matemáticas no sirve para nada”

El físico Conrad Wolfram se lanzó en picada contra los programas académicos y particularmente contra la asignatura de matemáticas.

En conversación con El País, el académico de la Universidad de Cambridge señaló que “cada vez vivimos en un mundo más matemático y, sin embargo, la educación está estancada”.

Para el experto, existen demasiadas horas de clase invertidas en aprender a calcular grandes divisiones y ecuaciones a mano, cálculo que por estos días cumplen a cabalidad las máquinas.

“Los matemáticos me odiarán por decir esto, pero antes de los computadores las matemáticas no eran muy útiles para el día a día, para la vida en general. Para cualquier campo en el que se usen muchos datos, como la física, la biología o la salud, la computación ha elevado las matemáticas a un estadio nuevo“, explicó.

Para Wolfram, “los problemas reales del siglo XXI solo se pueden resolver usando los computadores y por eso deben entrar en el sistema educativo como parte fundamental de la asignatura de matemáticas”.

Las matemáticas tradicionales ya no tienen sentido y probablemente el 80% del contenido de la asignatura no es útil y nunca lo usarás fuera del aula”, aseguró.

“Tener a los niños en las aulas calculando a mano ecuaciones de segundo grado ya no tiene sentido; hay que enseñarles a interpretar los datos y a sacar utilidad de las matemáticas“, subrayó.

 

Según el científico, “intentar saber cómo usar la computación no supone menos trabajo para el cerebro. Todo lo contrario. Los problemas a resolver son mucho más complejos y ahí es donde hay que entrenar a los niños”.

La programación es lo que equivaldría hoy al cálculo a mano, saber decirle al ordenador con códigos y números lo que tiene que hacer de forma muy precisa. Matemáticas, programación y pensamiento computacional deben ser la misma asignatura”, concluyó.

Wolfram fundó la compañía Computer Based Math, que busca rediseñar la asignatura y hace dos años lanzó su programa piloto en colaboración con el gobierno de Estonia.

En 2010, atrajo la atención de expertos y educadores del mundo con una charla de TED que alcanzó las 1,5 millones de reproducciones, titulada “Cómo enseñar a los niños matemáticas del mundo real”