Alejandra Huenchuñir Huenchuñir fue una joven madre que murió en el Hospital de Contulmo a horas de haber dado a luz a su primera hija, producto de una hemorragia, presuntamente por un procedimiento irregular para forzar la salida de la placenta, cuestión que terminó costándole la vida.

El Servicio de Salud Arauco tomó las primeras medidas, una de ella es realizar una auditoria clínica para establecer responsabilidades y la segunda es suspender por dos meses, es decir hasta el 30 de noviembre, todos los partos en ese hospital, indicó Víctor Valenzuela, jefe del servicio de salud Arauco.

Es una situación que impactó a toda la comunidad, ya que Alejandra era una reconocida funcionaria municipal, en este sentido, el alcalde de Contulmo, Mauricio Lebrecht, valoró las medidas tomadas a pesar de que en Contulmo no nacerá nadie en dos meses.

Las mujeres que pretendían dar a luz en ese recinto asistencial serán derivadas a Cañete o Curanilahue a partir de hoy, todo hasta que se aclare la muerte de Alejandra Huenchuñir, quien falleció a dos días, a consecuencia de la excesiva pérdida de sangre por una presunta negligencia médica.