Manipuladoras de alimentos a nivel regional dan ultimátum para iniciar paro total por conflicto en Penco

El despido de 8 manipuladoras de alimentos dependientes de la empresa Alimab, que presta servicios en Penco, motivó un llamado a paro que fue adherido en un 90%, paralizando los 37 establecimientos en los que reparten la alimentación distribuida de Junaeb.

La causal invocada fue la de ración servida, pues tras una fiscalización a distintos establecimientos, las porciones no cumplieron con los estándares y la empresa decidió despedirlas.

Sin embargo, las afectadas acusan que eso ocurrió porque la empresa no proporcionaba la cantidad suficiente de alimentos para la preparación dijo Mariana Moraga, directora de la federación nacional de manipuladoras de alimentos.

Los efectos se sintieron inmediatamente, ya que el plan de contingencia considera solo entregar colaciones frías a los estudiantes. Así será hasta que se solucione. Desde la Junaeb, la directora regional en el Biobío, Karina Silva, indicó que van a fiscalizar que la empresa cumpla como lo establece el contrato.

Hubo un ultimátum de la dirigencia de las manipuladoras de alimentos, que si las afectadas no son reintegradas hay un acuerdo para iniciar esta semana un paro indefinido regional que contempla a las 1400 trabajadoras del rubro en la región, y la cifra de 4500 beneficiarios afectados, aumente considerablemente en las 54 comunas.