Cerrar Publicidad (10s)

La Coordinadora Arauco Malleco (CAM) nació el año 1997 tras una amplia reunión de representantes, loncos y voceros de diferentes movimientos que hasta ese momento operaban de manera inorgánica en las regiones del Biobío y la Araucanía.

Desde ese momento los atentados no se han detenido, ni siquiera tras los sucesivos decretos de Estado de Excepción que pusieron a los militares a vigilar la zona. Recordemos el caso del ataque al museo Grollmus con los soldados infantes de marina instalados en la misma comuna de Contulmo.

La CAM ha reconocido públicamente muchos actos incendiarios, pero ninguno a civiles, solo a "blancos" de la empresa forestal o del Estado de Chile que según ellos protege los intereses de los grandes grupos económicos.

La CAM ha dejado una huella de atentados, no hay duda de ello, pero también ha logrado posicionar el tema de la reivindicación de la nación mapuche al punto que el propio Estado ha reconocido publicamente la deuda.

De los atentados los más complejo ha sido la quema de colegios. Solo estos últimos dos años se han quemado 26 establecimientos, el último de ellos el colegio Las Misiones de Tirúa. Vale hacerse la pregunta ¿Por qué atentar contra los colegios?

También te puede interesar Comprometen ayuda para escuela incendiada en Tirúa: Director calificó el hecho como "un acto vandálico, una maldad"

José Huenchuano ex líder de la CAM algo dijo en entrevista con el medio Sala de Prensa hace algunos meses, "vamos a tener que tomarnos los colegios" porque no enseñan lo mapuche, enseñan lo huinca, su historia, su idioma, sus costumbres. Ahí puede estar la razón de fondo.

Nada justifica un ataque incendiario, una agresión, un ataque. Hay que investigar los hechos y detener a los responsables, pero no ver lo que hay en el fondo del asunto es no ver el panorama completo.

A continuación editorial del día en Sala de Prensa

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...