Cerrar Publicidad (10s)

Un paciente fue víctima de una brutal golpiza por parte de un médico, al interior de un centro de salud en Talcahuano. El afectado había reclamado por la espera junto a otras personas. El profesional, enfurecido, lo pateó por la espalda para luego darle múltiples golpes.

El hecho ocurrió durante la jornada de ayer en el Centro Médico Aníbal Pinto 300. Jacqueline, la esposa del paciente agredido, contó que su marido “necesitaba un examen en una de sus piernas. Quisimos hacerlo vía particular, ya que a mi esposo le habían dado muy poco permiso en su trabajo. Esperábamos y dos señores que estaban antes fueron a preguntarle al doctor por la tardanza. Él los retó y mi esposo fue a ver”.

Afirmó que el profesional les habría dicho que podían retirarse e ir a otro local. “Les cerró la puerta. Mi esposo se molestó y fue al mesón para reclamar y que le devolvieran su dinero. Siguieron discutiendo. Luego mi esposo quedó de espalda y el doctor se devolvió y lo empezó a patear, a atacarlo por la espalda con combos en la cabeza”.

Lee también: Emblemática esquina de Diagonal de Concepción vuelve a encantar a penquistas con una cafetería

Incluso ella decidió entrar a la riña para proteger a su marido. “Traté de alejarlo con mi cartera, pero apenas podíamos separarlos. También llegó la administración del centro médico y más tarde Carabineros. Desde allí los llevaron a ambos detenidos a la comisaría y soltaron primero al doctor”, manifestó Jacqueline.

Lo desvincularon

Hans Muzenmayer, administrador del centro médico Aníbal Pinto 300, señaló que “revisamos las cámaras de seguridad y nos percatamos que uno de los profesionales que realiza ecografías médicas, quien no está contratado y sólo realiza prestación de servicios, estaba agrediendo a un usuario”.

El administrador agregó que “como centro médico reprochamos tajantemente esta conducta. Estamos en contra de cualquier tipo de violencia, verbal o física. Tomamos la decisión inmediata de desvincular a este médico ecografista de nuestra institución”.

Al paciente agredido lo echaron de su trabajo…

La esposa del hombre que sufrió la agresión contó que su marido quiso un examen particular porque en su trabajo le habían dado muy poco tiempo. Explicó que él no quería problemas con su pega en la que realiza obras de mantención. Sin embargo, con todo el ajetreo tras la pelea con el médico, se ausentó por horas de su puesto. “Finalmente a él lo despidieron. Hace poco llegó muy afectado. Estamos muy tristes por todo lo que pasó”.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones

Cargando más noticias...