Cerrar Publicidad (10s)

La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) ya había anunciado una ola de calor para la Región del Biobío, temperaturas que pueden llegar hasta los 37° Celsius, sumado a una alerta temprana preventiva por incendios. Esto, genera el temor, ya que se pronostica fuertes vientos, altas temperaturas y humedad.

El director de la Onemi, Alejandro Sandoval, comentó que habrá temperie de 30° Celsius, vientos de 30 km/h y 30% de humedad, cifras que indican mayores probabilidades de incendios forestales.

Explicó que "esta ola de calor viene acompañada de vientos importantes, principalmente del este, que hacen muy difícil el combate de incendios forestales. Nuestro llamado es a la prevención, uso responsable del fuego, evitar toda acción de riesgo que pueda provocar un incendio forestal".

Lee también Buscan abrir nuevos accesos al Parque Nacional Nonguén por Chiguayante y Hualqui

Dijo además que esto se presentará "especialmente en el Valle y la Precordillera, hay comunas que están con esta condición que hacen que los incendios forestales avancen muy rápidamente y amenacen a sectores poblados".

Por su parte, el director regional de Conaf, Rodrigo Jara, indicó que "se visualiza una temporada compleja. Altas temperaturas, fuertes vientos, efecto de cambio climático. No estamos ajenos como región de una realidad mundial. Sin embargo, las condiciones actuales sostienen que tenemos un 13% menos en ocurrencia de incendios forestales en comparación a la temporada pasada. Ahora llevamos 226 incendios a la fecha y un 45% menos en superficies, es decir, 144 hectáreas en comparación al año pasado".

"Hasta el momento son buenas señales basadas en este trabajo preventivo que se viene realizando desde hace ya un par de meses", sostuvo el director.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...