Cerrar Publicidad (10s)

El autoproclamado "primer hincha" de Argentina, Marcelo Martínez, está tan ansioso por ver a Lionel Messi y sus compañeros en la Copa del Mundo que llegó a Qatar seis meses antes.

El primer aficionado argentino, y posiblemente el primero del mundo, voló a Doha el 3 de mayo con su peluca celeste y blanca y lo pasó muy bien desde entonces.

"Pasaron todas cosas maravillosas desde que llegué", dijo el abogado de 54 años, quien en su estadía en Qatar encontró a muchos expatriados y locales con camisetas del seleccionado. "Todos aman a Messi y Argentina".

Martínez espera que Messi finalmente levante el trofeo en su quinta y última Copa del Mundo después de ganar tantos elogios y títulos en el fútbol.

Con tanto tiempo por delante hasta el inicio de la competencia, el "primer hincha" pudo montar una guardia para conocer a Ángel Di María y Leandro Paredes en una visita del Paris Saint Germain.

"Estaba en la puerta del hotel con mi bandera y mi peluca, cuando pasó alguien y me preguntó qué estaba haciendo, anotó mi número y luego me ofreció su casa por dos meses, que terminaron siendo tres", dijo.

"No tuve que hacer nada, sólo cuidar a sus mascotas mientras él viajó a la Argentina".

Algunos clubes locales se pusieron en contacto con Martínez y lo invitaron a sus partidos. Incluso, el futbolista argentino Sergio Vittor, que juega en el Al-Sailiya de Qatar, le entregó su camiseta.

Lee también: Final de infarto en Argentina: Boca campeón con ayuda de River

Messi por todas partes

Se espera que miles de argentinos lleguen a Qatar para el torneo que comienza el próximo mes, pero no todos están teniendo un viaje fácil. 

Los ingenieros Federico Guevara y Justina Aguirre Saravia, ambos de 32 años, volaron a Barcelona a finales de abril, compraron una autocaravana y emprendieron el viaje de su vida a Qatar.

Pero acaban de enterarse de que no pueden ingresar a Qatar por tierra y dormir en su vehículo como estaba previsto, y están pidiendo ayuda a la embajada de Argentina y a la federación de fútbol.

"Partimos con la misma idea, que Qatar estaba abriendo sus puertas al mundo, revisamos todo", dijo Guevara desde una escala en Bulgaria. "Pero cambiaron las reglas. Tenemos entradas, todo solucionado. Luego hacen esto dos meses antes".

A pesar de ese problema, Guevara y Saravia disfrutaron el recorrido rumbo a Qatar. "En Croacia, hay un chico con una camiseta de Messi en cada pueblo", dijo Guevara. “Montenegro nos perdimos y terminamos en una callecita, y había un mural de Diego (Maradona) que decía: '¡Adiós, Pibe de Oro!' "En medio de Montenegro".

Cargando más noticias...