Cerrar Publicidad (10s)

El Presidente Gabriel Boric le respondió tajante a un hombre que lo increpó en el encuentro nacional de la Pequeña Empresa, de la Confederación de Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme). El sujeto interrumpió su discurso para increparlo por el diálogo por una nueva Constitución.

En su alocución, el Mandatario apuntó a la necesidad de escuchar las posiciones distintas. De hecho, dijo que "a mí la gente que soba el lomo, que se acerca solo para decir que las cosas están bien o que anda con un discurso por delante y otro por detrás no me gusta nada".

"Y por eso a mí me gusta que las cosas las digamos de frente; me gusta que conversemos con la verdad, me gusta que nos hagan críticas constructivas", agregó.

Asimismo, sostuvo que "quiero que sepan, lo he repetido reiteradamente y creo que desgraciadamente en la política lo hacemos muy poco, que tenemos que ser capaces de escuchar a quien piensa distinto, porque en quien piensa distinto pueden haber un punto de vista que enriquezca el nuestro".

El Mandatario fue tajante en decir que "acá nadie tiene una verdad absoluta y revelada. Nosotros no venimos con una idea a imponer a toda costa sin importar qué sea lo que pase".

Lee también: Hombre murió tras lanzarse desde quinto piso: Seremi de Salud inició sumario sanitario a Costanera Center

Fue en este contexto y a próposito del diálogo constituyente que se está efectuando, un hombre lo increpó. Ante ello, el jefe de Estado le respondió que "bueno y la Constitución se rechazó pues, al que lo pregunta, y nosotros respetamos el veredicto del pueblo de Chile".

Incluso, le exigió respeto. "También señor, déjeme decirle, y le exijo respeto, le exijo respeto, le exijo respeto, y también el pueblo de Chile que decidió por una amplia mayoría tener una nueva Constitución, así es".

"Y el pueblo de Chile, aunque al señor le moleste, rechazó el proyecto que propuso la Convención, pero el mandato de una nueva Constitución sigue vigente”, subrayó.

Tras esa respuesta, el Mandatario volvió a reiterar en la necesidad de "ser capaces de ponernos de acuerdo, porque no podemos esperar a que los problemas nos estallen en la cara", reconociendo que "es posible caminar y mascar chicle".

"Si algo hemos entendido como Gobierno es que atender las urgencias inmediatas de la ciudadanía es una condición habilitante para todo lo demás", concluyó Gabriel Boric.

Cargando más noticias...