Cerrar Publicidad (10s)

Al menos 13 personas, entre ellas tres niños, murieron cuando un avión de combate Sukhoi Su-34 se estrelló contra el patio de un edificio de apartamentos de nueve plantas y explotó en el sur de Rusia, al otro lado del mar de Azov, frente a Ucrania.

El avión supersónico, que, según el Ministerio de Defensa, realizaba un vuelo de entrenamiento, se vio en un vídeo que cruzaba el horizonte a toda velocidad con un motor en llamas antes de que una explosión y una bola de fuego envolvieran el edificio en la ciudad de Yeisk.

El fuego se extendió por varios pisos mientras lo que parecía ser munición explotaba en el calor ante la conmoción de los espectadores. La tripulación se eyectó poco antes del accidente; y uno de ellos apareció tendido en una calle todavía sujeto a la cincha del paracaídas.

Lee también: Inundaciones en Nigeria dejaron más de 600 muertos: Millones de personas abandonaron su hogar

El Ministerio de Emergencias ruso dijo que 19 personas habían resultado heridas. Al menos 10 cuerpos fueron sacados de los escombros del edificio, según el ministerio; mientras que 360 personas fueron evacuadas.

"Gracias a la profesional, competente y rápida actuación de los bomberos y las unidades de rescate, 68 personas fueron rescatadas durante la operación de búsqueda y rescate en Yeisk", dijo el ministro de Emergencias, Alexander Kurenkov, en un comunicado.

Las imágenes del lugar de los hechos mostraron un edificio calcinado y los restos blancos de ceniza del avión Sukhoi; junto a un árbol ennegrecido y un coche calcinado al lado del edificio de apartamentos.

"Según los pilotos eyectados, la causa del accidente fue un incendio en uno de los motores durante el despegue", informó TASS citando al Ministerio de Defensa.

Cargando más noticias...